jueves, 28 de enero de 2010

El Anciano: "La palabra"

Caminaba junto al anciano tranquilamente por la calle de tierra. A la distancia, el grito de una mujer reprendiendo y faltando el respeto verbalmente a un niño, que posiblemente era su hijo, pero de igual forma el acto estaba…

“… …Carajo, chiquillo…” las únicas palabras que quisiera recordar de las tantas que soltó aquella señora…

De inmediato el anciano detuvo nuestro paso, miro en dirección de ellos y cerro los ojos, como si estuviera mandando alguna plegaria, después de unos instantes volvió a abrir los ojos y continuando nuestro rumbo me dijo:

“Cada palabra tiene energía, color, vibración… tiene poder, tienes que saber usarlas, recuerda que tienes que enfocarte a la ascensión, y también que todo es parte del nivel de conciencia de cada uno…”

Cada vez se me era más fácil entender de lo que me decía… luego me concluyo diciendo:

“Del vibrar de cada una de tus emanaciones, de la misma intención y expresión de tus emociones…, del grado de conciencia que tengas…”

En nuestro caminar, su hablar y mi escuchar, fui pensando y recalque
“…Nuestra palabra tiene poder…”

“Las notas, palabras, intenciones bajas que mandes, se crean, y ten cuidado que muchas de las palabras son invocaciones y sin querer les abres puertas a entes bajos para que entren en ti, en el caso de la señora, ella invoco a carajo, un ente grotesco…” me dijo y luego de sus pausas habituales, prosiguió:

“No es que te quedes callado, pero habla solo lo bueno… que las vibraciones altas de la misma forma se crean. Trata de vibrar siempre hacia la ascensión”.

3 comentarios:

  1. Sentir, hablar y actuar... todo unido; ¿Rasgos de nuestra conciencia?

    ResponderEliminar
  2. hmmm supongo q debemos darle mas valor a lo q decimos...y prestarle mas atencion a lo que callamos.

    ResponderEliminar
  3. sabes q escribo otro blog con una amiga? deberias pasarte ^^ el link esta en mi blog. se llama mango con adobo xD. si nos quieres seguir no me quejo :$

    ResponderEliminar