martes, 16 de febrero de 2010

El Paso

Me diré que la muerte no es el fin, no es el comienzo,... ¿Es solo un camino?... me alejaré de mi cuerpo frío, pálido y sin vida, y veré que estoy en otro, en uno donde puedo ver por unos instantes todas mis vidas anteriores a esta,… el tiempo solo es de cinco minutos, ahora este cuerpo deja de ser, tambien desaparece… mi conciencia está algo despierta y noto que estoy aún con la forma de mi cuerpo en vida,  pero nada se ve igual…. Puedo atravesar las paredes y de hecho, tampoco las siento igual, no me siento igual,… un instante de pánico, un instante atemorizante por su grado de conmoción que me está provocando, sé que debo controlarme,… mi quietud regresa… Aquel corto lapso de desequilibrio atrajo varios seres muy extraños hacia mí, estaban merodeando alrededor mío, pero ahora yo en mi calma no les soy interesante… Sigo con mi forma humana, con mi apariencia física de mi última vida… sigo recordando lo que hice en esta última vida y muy vagamente lo que hice en las anteriores… será que ¿aun no estoy muy despierto?

Tengo entendido que en este cuerpo astral, el Papa Pio XXII solo se mantuvo cinco minutos por los muchos rezos que se hizo por él… tengo entendido que si despierto más mi conciencia… podré seguir, caso contrario pasaré muchos años por acá…

No hay comentarios:

Publicar un comentario