lunes, 1 de febrero de 2010

A ti regresaré

Te dejo, pero no te me pongas triste que es solo tiempo…,
un tiempo corto…
Voy a ir con el viento por un camino trazado y por momentos te olvidaré…
y es que… en esos momentos…,
los que me hacen olvidar de todo lo que me rodea cuando estoy a tu presencia…
Me sentiré libre, nuevo, sin ataduras ni presiones… me sentiré diferente ante cada una de las ciudades abriendo los ojos y así compararte, viendo que no hay mejor lugar como el hogar.

Te dejare solo por un momento mi tierra querida, pero recuerda que como tantas otras veces, 
a ti regresaré.

Viajes, generalmente me renuevan; cada aventura, cada aprendizaje, experiencias buenas o malas que siempre son para contar… Ahora iniciando nuevamente otro, me pongo a recordar varios anteriores y presiento que este es fundamental.

Sentir el aroma fragancioso los lugares y sus mujeres, ir pasando por su ambiente e ir inspirando la refrescante sutileza de su vida…

Recordé un viaje en particular y me pregunté si en esta ocasión se daría alguna situación tan especial como aquella; bastante inesperada, muy deseada, con muchos baches nostálgicos pero, tan rica en todo sentido que me sentí tan satisfecho por haberla tenido. Ahora quisiera ser nuevamente sorprendido, bueno fuera con la misma magnitud y felicidad como aquella vez y si hay ironía, volver a esquivar los desaciertos del sendero que nos tiene el tiempo refrendado en el destino.
 
 

2 comentarios:

  1. "Lo imprevisto y lo contemplativo a lo esquivo de nuestros destinos" fue el recuerdo que se me vino...

    Este escrito lo hice en dos partes, y en la segunda parte me sentía perturbado por una noticia que recibi...

    Pensaba explayarme mucho más en esto de viajes, pero es un hecho que el mundo esta en una etapa de transformación y en este mes seguirán los movimientos telúricos… pensaba divertirme en este viaje, pero es un tiempo de laborar, asi que…
    A seguir adelante Guerreros de la Luz.

    ResponderEliminar