domingo, 11 de abril de 2010

Al final del camino, ...nada que guardar....

Los días pasan, las noches se van diluyendo con su frescura invitando a descansar y olvidar. Los caminos se fueron alejando, cada paso entre el tumulto noctámbulo… ahora, yo sin nada que guardar, sin tener que esperar a que la esperanza toque la puerta nuevamente,… porque decidí avanzar.

Ese día, en horas de la Tarde, nuestra conversación era inminente y por nuestros mismos sentimientos decidimos hacerla esperar, pero hoy, no se pudo más… vino a sentarse con nosotros, esperando como la muerte espera a quien le va arrebatar su vida.

En nuestra conversación vinieron los recuerdos de nuestras diferencias, ambos gastados no dimos hincapié para rechazarlos, nosotros, tan atenuados como este atardecer nada calido. No hubo discusión ni ningún tipo de enfrentamiento, solo la resignación…  y al final solo nos quedo decir “adiós”

Quizás como en otras ocasiones pasadas de similar situación, pensaré que seria si continuáramos, como seria el posible futuro juntos, cuantas alegrías dejaríamos en el impreciso futuro que las ocultan y así nunca aparecieran, cuantas tristezas y problemas se nos presentarían para hacerles frente.

Déjame, es lo mejor, volvamos a creer y ver un mejor mañana… pero no nosotros, no juntos…

Sigo mis pasos en la calle, tu, con tu rumbo contrario al mío… Mi vista esta en el vació, de rato en rato me vuelvo a hallar que sigo caminando, el viento que me quiere traer a la nostalgia para querer lanzar algún grito desesperado, para que ese miedo de no perder la posibilidad… de creer que aún hay tiempo…

Tengo que dejarte ir… como muchas otras veces aprendí. Te deseo lo mejor, ahora te dejo partir para que yo, de igual manera, alejándome y curándome, saque fuerzas para poder seguir…



4 comentarios:

  1. Estando al final del camino damos vuelta a la pagina... pero igual te diré "te quiero..."

    ResponderEliminar
  2. es lo mejor a veces...aun con un dolor que raya en lo palpable...es mejor dejar ir.

    es preferible eso, a llegar al punto de perdernos nosotros mismos..

    ResponderEliminar
  3. siempre pienso que esos "adiós" son los más difíciles, ¿no sería más sano tirarse de los pelos y dar un portazo?

    yo siempre digo "adiós" y tengo demasiada imaginación

    ResponderEliminar
  4. Si... el adios a veces tiene que ser un hecho. y si, aire, mucho más facil es terminar bruscamente, asi no das tregua para el regreso... ;)
    Gracias por pasar, disculpen la demora.

    ResponderEliminar