miércoles, 28 de abril de 2010

Alzarse

Tú dijiste… “es un camino duro…”

Cuando en todo te cierran las puertas… y te quedas ahí, posiblemente esperando por alguien o algo que te salve.

Mira bien, la esperanza está, aunque todo se te vea frío.

Tus témpanos en la oscuridad, siempre cuando miras al pasado, minúsculos detalles que tiñes de sangre, la desesperación, tu ensordecedora confusión, agonías ante cada situación,…cuando tus pies descalzos goteando rojo,…ya no tienen para andar… tú pequeño mundo que se ve destrozar…

Llegué y te encontré con la luz tenue del cuarto, me miraste con tus ojos en llanto, con la suavidad de tu cuerpo,…su vulnerable fragilidad…

Te cobijé en mi mirada, te sostuve en un abrazo y te deje reposar entre mis brazos, no existieron palabras, tampoco fruncimos miradas por el daño externo. Nos quedamos en momentos sollozados, escuchando las gotas de lluvia que caían en las ventanas, las nostalgias se desplazaban, ligera tranquilidad que se posaba regocijante en nuestros hombros, no quise pensar nada,…pero sentir que nuestros cuerpos se hablaban…

Te volviste en ti, más tranquila pero aún apabullada, me miraste tiernamente, y te acercaste con tu delicadeza, tus labios que se anduvieron pegados, ahora se fueron alejando lentamente, tus ojos iban durmiendo, cerrándose muy apasionadamente. Sentir tu tibia respiración, respirar de tu ilusión e ir tocando poco a poco nuestros labios,… ir desnudando lo que nos marcaron con aquellos daños, ir dejándonos al sentir,…Redimir con lo sutil.

Una lluvia constante, un descanso muy relajante, volvimos a levantar la mirada, nuestro silencio en paz nos contemplaba, muy presente como ausente. Os digo que algunas carcajadas se nos soltaban, lo suficiente para volver a brotar la luz de la mirada.

Salimos del edificio, bien apapachados, usando el único paraguas que ella tenia en su departamento, nuestra confianza en nosotros, nuestro amor mostrándonos que todo tiene un sustento para el arreglo.

Y es que a veces olvidamos todo lo bueno del Universo, caemos en trampas que solo nos mantienen inmersos en este extraño gobierno, en este extraño consenso que se dieron a comienzos de nuestros tiempos, que nos dio un sistema global, al que a veces no entiendo… 


2 comentarios:

  1. Recuerdos... nos haen ver que ante el sufrimiento no podemos desistir, hay que seguir...

    ResponderEliminar