viernes, 16 de abril de 2010

¿Y la razón?

Con la conciencia de que somos manejados por unos cuantos que manejan grupos que consideran que son los que en realidad dominan. Los grupos aparentemente grandes no tienen la noción de que hay más grandes a ellos…
La casi interminable escala que termina en un ser incógnito que se nombra en muchos lugares, pero que no se es creíble.

Me preguntaba donde iremos a terminar, será cierto que nos lograrán dormir lo suficiente para dejar de sentir y solo evocarnos a lo material, para dejar de pensar y solo actuar mecánicamente …

Para variar, yo pensando mientras caminaba tratando de estar siempre bajo la sombra; el sol cada vez es más implacable, su radiación y energía es tan grande que mi cuerpo y sobre todo mi cerebro se hayan dañados. Vi a un niño que pedía un helado a su mamá. Vaya, que común es ver eso pensé, la mamá le jalaba al niño de la mano tratando así de continuar su trayectoria y no darle importancia a la pequeña petición.
La única respuesta que salía con ímpetu de la madre era “no tengo dinero, sigue caminando” y el niño desesperado, cada vez más exacerbado con el llanto mientras aún tironeado, se mantenía con sus otras extremidades en hacer la fuerza suficiente para llegar a su meta, arrastrándose, sosegando a la impositiva.

Aunque no suelo hacer esto, me acerqué a ellos y le dije a la señora que yo le compro el anhelado helado al niño. Ella me miro y me dijo en voz fuerte “¡No joven, se puede resfriar y aparte que no quiero que se me acostumbre a comprar en la calle!”.

Me quedé un poco impresionado por su respuesta…, ocultar la verdad al niño, manteniéndolo tironeado y con uno que otro “avanza” o “camina”,… y ni siquiera decirle algo cierto para que él pudiera entender. Situaciones en las que los dos lados se cierran, sin duda terminaría mal.

Me retiré viéndolos alejándose aún tironeando, y en mi transcurso lo primero que se me vino a la mente fue:

Las mentiras; Sea cual fuera el rumbo, si no se sabe pensar el por qué, para qué, como, etc, no podrías enseñar, ni concordar en ti, ni con los demás. Burda apariencia de persona…

Que involucionados que nos hemos vuelto y que fácil dejamos de pensar para dejarnos llevar por estereotipos…

3 comentarios:

  1. A veces los niños son los que nos enseñan más de la vida de lo que nosotros les enseñamos a ellos... Pero, no se les da la oportunidad...

    ResponderEliminar
  2. tienes mucha razon sabes? los seres humanos solemos ocultar la verdad porq a su criterio personal, esa es una mejor solucion antes que decir la verdad. Como pueden esperar que se conviertan en seres humanos con valores lo suficientemente altos como para no caer en los trastornos en los que se han visto envueltos la sociedad ultimamente? porq la emntira les parece mejor solucion? ante una imagen tan simple...se hacen demasiadas preguntas. Me han dicho que sobrevalorizo las situaciones...yo opino que la gente ya no le da la suficiente importancia a las cosas.
    Yo tampoco dejo de enternecerme y/o preocuparme cada vez que observo un panorama similar

    ResponderEliminar
  3. Cierto, "la gente ya no le da la suficiente importancia a las cosas", señidos a lo que les digan dejan de pensar...

    ResponderEliminar