domingo, 27 de junio de 2010

Velada

Quedarme a tu lado y descansar soslayado
Tenderme en tu regazo y sentir los cuerpos respirando
Olvidarme de todo mientras nos besamos…
…Deleitando mis dedos con tu cuerpo vibrante
Implicado por los sutiles movimientos…

Ante tus miradas y sonrisas
Yo me ponía tan tierno

No hay deseo
Degusto de ti en cada minuto
La noche sesga su sereno silencio,
Reposas en mi susurrándome lo bien que nos hacemos…
Hablas y cantas suave seduciendo mis intentos
Inventas versos para nombrarme en ellos
Y sacarme el -te quiero- en pleno abrazo

Mis himnos seguidos a ti, Murmuros de mis pensamientos perdidos que mantuve resentidos y cabizbajos esperando pasen los días que me alejan de tus delirios

La velada exhausta viene a despedirse y decirnos que ya se marcha
Nuestros cuerpos se separan y le pregunto resignadamente a la semana extenuante
Si nos dejara vernos… mañana.

sábado, 26 de junio de 2010

Princesa y caballero

Alirssi estaba mejor desde hoy en la mañana, la vi mucho mejor, a su madre más tranquila y supongo que mañana todo volverá a ser como era antes…

Preámbulo a la tarde y voy de regreso a su casa para una rápida visita, sospecho que está cansada y no quiero incomodar. Estoy llegando y ella sale a recibirme. Hablamos en su puerta, nos vamos a la vereda a sentarnos y los pasos templados del anciano nos hacen voltear a saludarle, él venia con una rama de un árbol en sus manos.

-Hola niños, ¿como les esta tratando el día de hoy?

Nos pregunto cuando se detuvo en nuestro delante y le dimos la respuesta -Bien-

-Que bueno mis pequeños amigos. él miró al cielo, volvió la mirada a nosotros y dijo: Para que se curen más rápido les enseño algo fácil. Cierren sus ojos y mírense a ustedes mismos vestidos de blancos.

-¡Como una princesa! Exclamó Alirssi

-Entonces yo seré como un caballero… de blanco. Dije sonriendo

-Me parece bien. Continuó el anciano. Ahora vean que están dentro de una esfera verde, una esfera de solo energía verde. Y así de simple, nada más… eso les armoniza sus cuerpos.
Nosotros soltamos carcajadas ante lo simple y dije muy alegre:

-Alirssi, seré tu caballero… blanco. Y tu mi princesa… de blanco…

Nos miramos a los ojos ella y yo y dijo:

-¡Me protegerás de todo!. Y volvimos a reír.

-Muy bien princesa y caballero. Hizo una venia agachando su torso un poco y continuó -Debo partir, os ruego me disculpéis el dejaros, pero deberes me llaman y no puedo aletargar mi andar.
-Puede retirarse sabio de los tiempos. Dijo Alirssi

Y empezó a marchar el anciano con su mismo paso, esbozando una sonrisa, fortaleciendo rumbo…, sus pasos al centro de la ciudad. 

viernes, 25 de junio de 2010

Incontables... y ...simple


La inmensidad del viento, tiempo y del universo en su esencia de luz.
Deslizarse entre las suspicaces vivencias de un punto del todo en el que no hay nada y se mantiene siendo todo. Y es que es una nada llena de vida gracias al amor que siempre existió. Pasamos y repasamos; vemos, olvidamos y sonrientes volvemos a ver… porque en un nuestro interior sabemos que así debe ser, que todo esta bien… Todas las añoranzas y rezagos vistas en esa plenitud que se rodea de luz.

Entro el punto del ahora… salgo de esa fraganciosa eternidad para ver lo que me viene al presente. Ahora sé que esto es simple y agradable es vivirlo y sentirlo… compartirlo en la interacción, abrazar los mundos con todos los mundos particulares como las estrellas que representan.

Miro el camino de esta vida queriendo regresar al todo, viendo métodos y artilugios para ese avance… pero, abro bien los ojos y en este proceso hay un toque de intereses… los métodos y artilugios aprendidos, son complementos para que no dañen nuestro camino que aquí, en esta tierra, está bien interferido…

Olvidamos al nacer y nuestros actos a bien en sus inicios, pueden ir cambiando…
Si avanzamos bien, al final respetamos, contemplamos, nos alegramos por el entorno, por los seres vivos y los aparentes inertes… respetamos la vida de los seres…
Retomamos nuestro avance de conciencia… talvez incontables hechos y preceptos, talvez solo un aspecto tan simple que es celebrar la vida, sin egos ni apegos… simplemente vivir con amor a ese todo que nos rodea y que va más allá… tanto que llegamos a nuestro más acá… a este punto luminoso, inconmensurable como lo anterior, ese punto de luz que es nuestro corazón.

Fuente de imagen
Smoke Dreams - inextremo

domingo, 20 de junio de 2010

Caminando hacia ti

Como pasan los años y, sin tenerte ni una sola vez, sin verte… cada uno siguiendo el hilo de su camino.
Aquellos días en los que nos cruzábamos en nuestro recinto educativo. Un día casi como cualquiera, soleado y bastantes estudiantes a los que no cobraban importancia… solo me dirigía a la facultad por unos documentos…

Mi mente siempre suele pensar en varias cosas a la vez, pero sin perderle la atención a mi transcurso para no sufrir algún infortunio mal paso, haciendo mi camino exento hasta mi destino.

…Todo se perdió, las paredes de los pabellones se volvieron blancas, la gente desapareció de mis alrededores y el sonido en silencio me contemplaba…

Caminé sin pensar ni darme cuenta a donde iba, caminaba sin reconcer nada… solamente caminaba con un rumbo recto, caminaba hacia ti… y sin reconocerte… por momentos no recordaba quien eras… pero caminaba hacia ti con mis pasos fijos, constantes y mi cuerpo en su totalidad guiado… hacia ti…

Me detuve frente a ti aún sin recordar bien quien eras... aún sin reconocerte, con la mente paralizada, mis ojos perdidos mirando directamente a los tuyos y aún con ese entorno diferente que me hacia escuchar la nada…

Inconcientemente solté un hola, inconcientemente sonreí un poco… inconcientemente me emocione...

Aquel saludo no se hizo esperar y tuvo su respuesta… tu voz me devolvió al mundo, volví a pisar suelo, regresaron las personas, el ruido los pabellones y… mi recuerdo. El reconocerte fue instantáneo. Nos quedamos conversando un rato y debía ingresar por el asunto que me hizo ir ese día.

Siempre me gustaste,…nunca se logró ir a más allá de ligeros amigos…, pese a que tal vez los dos quisiéramos que si se fuera…

Papeleos, te llevan de un lugar a otro… Salí con el documento, pero requería un par de firmas y debía ir a otro lugar… Salí y te ví a unos metros conversando con un amigo… caminé un poco, pero no a tu dirección, todo lo contrario… alejándome, en duda si ir a ti o ir a hacer aquel trámite… Pequeñas emociones me vinieron, las que no dan buenos concejos y retuercen el momento, emociones con bases en los celos… un “nada” despectivo me dije y me dirigí a hacer los trámites…

…Y esa fue una de las últimas veces que te vería. Nos atraparíamos en la distancia de viajes, de parejas y de decisiones…


Fuente de Imagen: DeviantArt
White Sky - Melissanthi

sábado, 19 de junio de 2010

Ultimo Aliento. 4


La habitación a medio alumbrar por un foco blanco tenue, la niña recostada en una cama de piedra verde muy oscura. El anciano se aproximó a la ella y vio los grilletes sujetándola el tobillo izquierdo. Colocó un poco de tierra en ambas cerraduras y con sus dedos medio y anular apuntando hacia ellas empezando a desplazar energía, haciendo que los grilletes se abrieran.

Era el momento de partir sin dejar que algún ojo los vea. El anciano, ahuyentando las dudas e insertudumbres de su mente, concentrándose en sus actos, adelantándose a los caminos por tomar, sintiendo a los que pudieran caminar entre los pasajes… y volar al desplazarse…

Cargándola en sus brazos empezó a salir de esa celda sin lograr notar al vigilante de mente dormida, de pasos inertes, ojeras pronunciadas, pelo maltrecho y fachas descuidadas. Uno de los que eran controlados para hacer de sirvientes y en este caso, de vigilante.

El vigilante les miró directamente, sus pensamientos eran lentos y antes que lograse captar bien lo que pasaba, el anciano logró introducir pensamientos a esa, su cansada mente. Es fácil dirigir los pensamientos cuando se anda débil. Por este mismo motivo, la gran debilidad de este agotado vigilante, fue que el anciano no captara su presencia.

El vigilante cayó al piso, tendido a un descanso, a un largo sueño…

Salieron del ese sector. El anciano más cauteloso, aumentó su concentración al camino, sintiendo los pasillos y corredizos oscuros por los que se debía de pasar, siguiendo por donde nadie habría ni nada les pudiese detectar, pero las rumbos no siempre suelen ser los previstos… el camino más seguro resulto darse al encuentro transversal de una habitación repleta de aquellos no humanos… El anciano mantenía su tranquilidad, se detuvo metros antes de esa habitación, sostenía al cuerpo mental inconciente de la niña, un instante, un par de vidas y el mundo que continuaría como todos los días… como si se pudiese respirar, como si el mundo se pudiese concentrar, como si todo te empujase a avanzar con seguridad y pasar lo que se haya de pasar con la debida voluntad. El anciano como un aliento tomo fuerzas, todas sus fuerzas de su determinación para dar ese último avance y pasar sin dificultad. Con su velocidad y su falta de presencia lo logró pasar y llegó a la salida sin dificultad.

La ligera luz del sol cantaba el amanecer a lo lejos. El camino de regreso viene y todo salió con éxitos… El rumbo a casa no fue tan rápido como la salida de la cueva, la tranquilidad después del suspenso de lo posible y lo no posible… El vuelo fue en lo más alto del cielo, cielo despejado al comienzo, con unos cirros en el transcurso y al final encontrarse con el alfombrado de nubes bajo de ellos, con ese algodón blanco que se notaba aún gris por la falta de luz. A pesar de todo, se sentía la frescura y la tranquilidad del mundo. Ir bajando de altitud, atravesar aquellos cumulonimbos que tapaban su ciudad. Noche con fuertes lluvias que ahí se vivieron, ahora apaciguadas… Llegar hasta la casa de la niña, ver a la madre dormida al costado, sentada en una silla… Depositar su cuerpo mental en su cuerpo físico, concentrarse un poco para alinear todos sus cuerpos y marcharse a su casa.

Un viaje sin problemas, un retorno tranquilo, pero…, sin percatarse que un observador se mantenía en las sombras viendo su transcurso que hicieron de regreso a casa.

Fuente de imagen: 
Frontera Argelia - Tunez   - Rakel MMR

viernes, 18 de junio de 2010

Inconciente estás mejor

Vas aprendiendo y vas tomando ciertas actitudes correlacionadas a dicho aprendizaje…
…Aceptas o no aceptas…
…Tú decides…

Sigues viendo y agregando nuevas conclusiones, actitudes y pensamientos…
…El rumbo variante…
… Tu rumbo…
…Sigues decidiendo…

Aún caminando en tus días, y con lo que vas creyendo correcto aparece la prueba más simple y más compleja…
…El entorno variado…
…y tu acompañando…

Inconciente estas mejor…
Inconciente no tienes la responsabilidad de tus actos
Inconciente sigues en el rebaño y sólo vas siendo empujado
Inconciente sigues dormido, pero satisfecho…
Satisfecho… hasta que…, tu interior te dé una sacudida…
Sacudida, que a gritos agonizantes te dirá que falta algo…

Inconciente o conciente, ambos tienen sus exigencias…
Dicen que:
“El maestro aparece cuando estas preparado”
“Las enseñanzas llegan cuando estas listo”

Mucho las suelen usar… las enseñanzas pueden llegar en cualquier momento, los maestros pueden ser cualquiera en cualquier instante menos pensado, y a veces, solo por esos instantes…

El hecho al que quiero llegar es: …hacerse responsable con lo que sabes…, con lo que crees que es correcto y el enfrentamiento contra el entorno que puede obligarte a hacer lo contrario. No sé si considerarlos como prueba… pero, ahí están…
Esa responsabilidad contigo mismo,…de decepcionarte o no, entonces aparece…
…El peso de la conciencia…

Una vidente me contó que por no hacer algo, le hicieron firmar un papel en astral…
Cuanto más sabes o más conciencia tienes, mayor la responsabilidad…

El avance, la vida, los significados… todo podría ser relativo, a lo que lleva a recaer en el punto de que si crees que estas en lo correcto, pues a seguir… y cómo saber si lo estas… pues pregunta a tu interior, encontrarás respuesta para tu momento y para tu tiempo en general, pero, a hacerle caso o cumplir con lo sentido… puede ser difícil…

…Inconciente estás mejor, sin sufrir el peso de tu conciencia…

Fuente de imagen: DeviantArt
City life - Jusuart

domingo, 13 de junio de 2010

Ultimo Aliento. 3


El viajo no fue extenso, y con solo pensarlo podría haber estado aquí desde antes, pero con la experiencia sé que es mejor perder un momento y dar pasos seguros que hacerlo rápido y terminar todo en un desastre.
Esta prisión se encontraba kilómetros bajo tierra, bajo una gran montaña que le permitía el acceso por dos entradas principales, las cuales no eran de gran tamaño, suficiente para que entren dos personas caminando. Cualquiera que entrase no notaria nada, solo una cueva de unos metros de longitud hasta antes de que se termine dicha cueva, este lugar no era enfocado para físico… y por esto la vigilancia en esta parte de la entrada era escasa.
 
Yo en astral me fui acercando a su entrada sur. Llegué hasta el final de la cueva, donde se cerraba la tierra frente a mí, pero seguí avanzando al ras de sus paredes, concentrado, con mi atención a todo… Empecé a atravesar la pared del fondo, no era muy espesa. Los bordes de la cueva y la montaña en su totalidad, exceptuando las entradas, contenía un material intravesable par el plano astral y etérico. Terminé de atravesar esa pared, y empezaba la profunda bajada. No había guardia alguna, los pocos que conocían este lugar no se atrevían a ingresar…
 
Los seres que custodiaban su interior, aquellos hasta cierto punto, aquellos dominadores  y a la vez dominados por el mismo objetivo, estos no eran humanos… no estaban en astral, ni eterico, eran físicos… tenían un gran desarrollo de sus facultades, pero una gran limitación que les hacia envidiar a los humanos. Ellos tenían a ciertos humanos que les apoyaban o se sometían a su control psíquico.
Llegué a su entrada verdadera, mucho tino para pasar sus sensores y controles que me eran conocidos, no cambiaron desde la última vez que estuve aquí…

Pese a que la seguridad era relativamente baja, basta que se notase mi presencia como para que aparecieran cientos de ellos.

Prácticamente mi avance fue un rápido deslizarse entre sus pasillos, sutil como el viento que impulsaba el humo de alguna fogata, fui pasando sin dar vistazo a ninguno de los cuartos, en los tenían a los restos de sus experimentos…
 
Mi suposición era que a la niña la tenían en la sección de impedidos, llamada así porque a los prisioneros de ahí les tenían suministrando sangre de animal tratada, generalmente de cerdo alimentado con los alimentos de más baja vibración para hacerlos muy densos, a la sangre extraída de ellos les agregaban unos componentes más y así tener ese líquido rojizo oscuro ante la luz intensa de fondo y negro a simple vista. Líquido adormitador de la conciencia hasta el punto de poder desaparecerla.

Llegué al a zona sin problemas, no podía sentir ni una sola presencia… empecé a caminar viendo celda por celda, viendo a todos postrados en camas, encadenados y suministrados con aquel líquido. Mi desplazamiento tranquilo encontró a la niña tendida igual que todos, encadenada igual que todos y sin conciencia como a todos los prisioneros de ahí.
 
La tecnología de los custodiadores principales era muy avanzada al igual que su mismo desarrollo de ellos, lo que les llevaba a estar siempre confiados de sus habilidades y equipamiento por lo que no daban mayor importancia a su vigilancia. Las celdas no tenían rejas solo la entrada, Los prisioneros tenían doble grillete en sus tobillos, uno a cada cual, una que se arraigaba a la pared y el otro grillete encadenada a una bola de hierro que tenia una coloración entre negro y plateado, un material también especial como el de la montaña. Para abrir ambas se requería de llaves comunes y simples de estilo antiguo…
 
…Sacarte de aquí es crucial…

Pensaba el anciano mientras se acercaba a la niña.


Fuente de imagen: DeviantArt
Cueva owo - Tears-Bleading

viernes, 11 de junio de 2010

Aldebarán


Muchas veces todos se preocupan de los horóscopos, el cual te dá la influencia plantaría, pero…, también hay la influencia estelar… que pocos toman en cuenta por el desconocimiento y la falta de información…

-Con razón, tienes la estrella de Aldebarán…
-¿Qué? Y… ¿eso que significa? Le pregunté. Ella no respondió y se volteo arreglando sus cosas para retornar a su casa. -¿Y que quiere decir que tenga la estrella de Aldebarán?, le volví a preguntar y lo hice por un par de veces más. Ante tanta insistencia me dijo:

-Es por eso que te es fácil ver todo lo de arriba.
-¿Lo de arriba? Replique algo cabizbajo mientras pensaba, y… volví a preguntar para no quedarme en dudas -¿En que sentido?
-El aspecto espiritual, se te es fácil ver lo espiritual, pero, te bloquea lo de acá, el aspecto material. Tienes una amplia visión de lo alto. Me dijo mientras movía sus manos desde su frente extendiéndolas hacia arriba distanciándose una de la otra hasta quedar en V. Haciendo luego sus manos nuevamente desde su frente pero ahora hacia abajo en paralelo sin separarlas me dijo.- Pero te bloque lo de acá.

Dicho eso regresamos a su casa, lugar tranquilo (falto de electricidad, agua solo de mañanas, comida cocinada con cocina solar, esteras que hacían de camas, baño a lo antaño… muy antaño con cierto rasgo modernizado…, etc etc etc) donde me hospedaba por unos días.

Pues sí… muchas veces, tal vez como a mucha gente, se me daba por querer salir de la sociedad y enfocarme sólo a la parte espiritual… pero la realidad es que se está acá por muchas razones y no se debe de escapar o ir solo al gusto. Sabiendo que se me era difícil ver el aspecto material, lo fui tratando más, comprender como los demás veían éste aspecto y por momentos tratar de ver desde su óptica, sacar mis conclusiones y seguir avanzando… Me parece que desde ese tiempo al de ahora, eh equilibrado un poco mejor lo de arriba con lo de abajo, pero el camino sigue y esto no es más que un aditamento necesario.

Fuente de imagen: DeviantArt 
El Universo en tus ojos - IloveMiffin

domingo, 6 de junio de 2010

No, no, no...


La noche se inundaba con el escurrir de las nubes, todo se notaba más oscuro que lo habitual, las nubes que se sentían cercanas pero, pese a su llanto no eran algo para dedicarle tiempo.

Recibí tu llamada siendo las nueve de la noche, “que dulce voz que tienes” pienso a menudo mientras te escucho, me sentí bien al saber que ya estabas por tomar el carro para regresar.
En mi habitación mirando el techo, pensado en todo lo que haríamos juntos desde el amanecer hasta el anochecer, las bromas que te haría para verte reír, los jugueteos para ver bien hallada nuestra conexión… De tanto pensar cerré los ojos y al abrirlos…

Todo estaba oscuro, escuchaba la sinfonia tormentosa de la noche que alumbraba en parpadeos de luz de relámpago en relámpago. Seguro algún poste de luz voló, pensé. Me levanté un poco preocupado, busqué mi celular a tientas para ver la hora. Antes de poderlo ubicar la luz regreso al edificio, me recosté sobre la cama con los brazos estirados y nuevamente mirando el vacío del techo, no podía conciliar el sueño así que prendí al acompañante de imágenes. Cambiando y cambiando de canales y no hay nada interesante hasta que llegue a ver un autobús que se había volcado, con los bomberos atendiendo y algunas ambulancias esperando…

Mi sinapsis fue lenta, me fije en la pintura del carro, para confirmar leí bien lo que decía el anuncio del noticiero…
¡Era tu carro! ¡En el que estabas regresando! Mi cuerpo se congeló en un segundo “No puede ser” me dije, “NO, NO, NO” de un salto llegue a mi casaca y de otro tome mi celular, apagué la televisión jalando su enchufe y rápido tomé las llaves. Mi corazón no dejaba de empujar mi pecho con sus enormes latidos, nunca antes había sentido tan inmenso a mi corazón, sentía que era toda la mitad de mi pecho.

Al instante llegue a la empresa en la que vendrías, pregunte por lo del accidente y solo me dijeron “No se preocupe, todo estará bien” grgrgrgr, confirme la hora y si, era el carro en el que vendrías… Miré el televisor que tenían ahí… “Hay 17 muertos y varios heridos, en momentos se confirmarán los nombres”

Se desquebrajó mi cerebro, no pensaba nada, simplemente no podía… instintivamente busqué donde sentarme y tapando mi rostro dejé fluir todo el miedo… “Todo está perdido” me decía una y otra vez “No puede ser, no…” Mis lágrimas no dejaban de salir y el corazón que seguía incontrolable… “No puede ser” me dije fuerte una ultima vez antes de ver mi celular.
Tenía varias llamadas perdidas tuyas. Al instante te llame y tu celular sonaba apagado…
El día había sido exhausto y con esto aún más…  Ahí yo sentado me quede dormido sin fuerza, la angustia y el miedo de lo perdido, vacío que quebró mi mundo, se inserto a mi pecho, aniquilo mis sentimientos y me dejó sin cerebro...
Al despertar note que me habían tapado con una mantita. Mi vista estaba un poco borrosa, seguro que por casi todo el llanto pasado… me limpié los ojos y te vi delante de mí. Qué está pasando pensé, preguntándome si habría sido solo un sueño ó te vienes a despedir de mí… Te veías tranquila, limpia y sin rasguño alguno, te acercaste a mí y me dijiste “Perdí el carro y tome otro”…

Fuente de imagen: DeviantART-Ayelen

sábado, 5 de junio de 2010

Ultimo Aliento. 2


Sigo volando hacia el horizonte norte. Las sensaciones son distintas, y no siento el viento pero si mi avance. La noche oscura y estrellada normal a lo que ven mis ojos físicos.

Me detengo en un cerro con leve cantidad de pasto que se escurre en la tierra castaña, me falta poco para llegar… veo tenues las sombras como se van haciendo pronunciantes en mi delante próximo, la capa de la muerte les cubre a los soslayados que cayeron en su redes.

Me falta poco para llegar. Solo tres veces pase por ahí y cada cual por diferentes motivos, aquel lugar difícil de olvidar… aquella prisión… Espero no haya cambiado mucho. Me falta poco para llegar, y no sé… si regresaré.

Me siento y respiro profundamente sin hacerlo, solo aspiro. Unos cuantos recuerdos me vienen sin llamar mucho mi atención, no debo de desenfocar mi mente. Aquí con la concentración adecuada se puede ver mejor lo que se realiza. Mi cuerpo se llena de luz y así la tranquilidad y seguridad. Quedarme a meditar por un momento…

Me levanto y saco mi espada plateada, me cubro con la energía azul de fuerza, poder y protección. El horizonte florece a pesar de las agonizantes almas que se encuentran en ese rumbo. Sé que no estoy solo, pero ahora, mientras más desapercibido pase, mejor será…

Mi vuelo vuelvo a dar con la confianza de que si lo puedo lograr, si la voy rescatar…

jueves, 3 de junio de 2010

Estar a tu lado


En tus ojos encuentro a la luna
Miro y me reflejo engulléndome a través de ellos a tus sentimientos

La calma se marcha en titubeos de idas y vueltas
Mi grata contemplación se ve teñida mientras tengamos estos encuentros

Hoy nuevamente te veo y me siento satisfecho
Y no espero más, tu presencia me basta
Caminando a tu lado mi espíritu canta
Y es por tu alegría serena que besa mi esperanzada alma

Andando por el jardín sonriendo con mucho que decir
Para después terminar pensando solo en ti

Entre tantas luces de vidas,
hoy acepto sonriente a tu madrugada.
tu bella luz que viene a tocar a esta ahora extasiada alma.