viernes, 6 de agosto de 2010

Entrega de postas


Nos dejamos de comunicar por unas semanas y no siento la necesidad de llamarte, supongo que tu tampoco tienes necesidad y no has de llamar… El frío de las noches está tambaleante y puede que tu ausencia me distraiga de una extraña espera… Ahora el celular que suena, no eras tu… era aquella chica que no veía desde tiempos un poco más lejanos. El mundo da sus empalmes para tranquilamente alejarme de ti y acercarme a ella e irónicamente paso lo mismo con ella al acercarme a ti…

Hablando al teléfono con ella de cómo nos iba, quedando para encontrarnos en unos días y riendo porque eso siempre estaba con nosotros.

Hoy tengo un compromiso con una chica que recién conozco y según nos ven, nos podría ir bien… Solo suelto una sonrisa y dejar que el tiempo sea quien diga…

Estoy cansado y debo recuperar fuerzas… hoy acá recordando y viendo lo venidero de mi sendero cercano solo me pongo a pensar en eso de los empalmes y entrega de postas, y ver que en este momento no hay problemas para esta carrera. Entre mis divagantes pensamientos recordé cuando muchos años atrás, el mundo respiraba otro aliento.

 Fuente de Imagen
Olobacanta - my girls II



2 comentarios:

  1. Pues este escrito demuestra que si la extrañas...pero como tu bien dices quedarnos enquistados en una relación que no funciona es morir un poco...será el tiempo que diga si el amor despierta en ti esta nueva chica ...cada día mi querido amigo nos trae un aliento distinto aunque nos paresca similar a otros nada es igual te dejo un beso

    ResponderEliminar
  2. Aveces le dejas muchas cosas al tiempo!
    Espero haga bien su trabajo...
    :S No se no espere algo asi de nuestro NOGARD!!
    jeje lindo igual vale respirar otro aliento...

    ResponderEliminar