domingo, 12 de septiembre de 2010

Posado sobre la ciudad


La noche era tormentosa, el viento soplaba salpicado de gotas de lluvia y hojas caídas. Yo llegaba a mi casa con mi mamá, estábamos en la puerta y a la distancia distinguí una silueta entre los árboles… un relámpago me mostró su rostro.

Alirssi con sus ojos a medio cerrar por la lluvia, su rostro empapado, sus ropas mojadas sacudidas por el viento… y ella tranquila, mirando al cielo. Le dije a mi mamá que regresaría en un rato. Fui corriendo donde ella y casi a su costado ella sin mirarme me dijo:

-Que bonitos ángeles los que están en los cielos, ¿Los vez?

Sorprendido hice lo que me dijo y me quedé observando al cielo atentamente tratando de ver a los ángeles pero,… nada… solo veía a las nubes y a las gotas de agua que me caían en mi cara. El sonido estruendoso que se esparcía por el cielo con su eco, el relámpago seguido de ese trueno llegó repentinamente, iluminó el cielo, pero seguía sin ver a los ángeles.

-No veo nada- le respondí. Ella se mantenía viendo el cielo muy atentamente, permaneciendo en silencio…

Me sentí un poco frustrado,… ¿por qué yo no los veía?..., no lo lograba entender… miré el suelo y unas lágrimas se fueron confundiendo con la lluvia escurriendo por mi cara.

-Mira con tus sentimientos- Escuché, era la voz del anciano, pero luego de girar y mirar por todos lados no lo encontraba. Nuevamente dijo lo mismo – Mira con tu corazón- yo seguía desconcertado… ¿Mirar con los sentimientos?  ¿Con el corazón? -Busca en tu corazón- Mi aliento se detuvo, mi mente trataba de encontrar la razón debida…

En la ligera oscuridad cerré mis ojos, miraba todo negro, sentía al viento y al agua rozar mi cuerpo y… el sonido empezó a dibujar frente a mi… las hojas llevadas por el viento, las gotas chocando con las ramas, con los árboles… con migo… De repente un trueno apabullo a la ciudad con su sonido,… lo pude ver entre las nubes… su luz esparciéndose entre las ellas, las grises esponjosas, y,… ahí lo vi…, ¡Estando yo con mis ojos cerrados lo logré ver!… ¡Era un ángel gigante que estaba posado sobre la ciudad con sus alas abiertas, el volaba sobre la ciudad sin mover sus alas… lo veía nítidamente!… Abrí mis ojos rápidamente y viendo el cielo lo note por unos segundo y luego desapareció.

-¿Lo lograste ver?- Me preguntó Alirssi.
-Si- le respondí todavía impresionado…
-Que alegría, regresemos a nuestras casas que se van a preocupar.- me dijo tomándome de la mano y jalando para que yo avanzase con ella, pero yo no salía de la impresión, mi rostro no lo ocultaba… y ella sólo sonreía… Empecé a avanzar para luego correr siguiendo su ritmo, pero mi mente seguía dando vueltas en el ángel. En la noche no dormiría por la idea de lograr ver con el sentimiento, con el corazón…

2 comentarios:

  1. Buscas cosas con tanto afán...
    Viste un angel!! :O
    El se dejo ver quizas ... Por que seria?

    ResponderEliminar
  2. Todos deberíamos poder ver a los ángeles y seres que se encuentran a nuestro alrededor... ,pero andamos tan bloqueados...

    ResponderEliminar