viernes, 22 de octubre de 2010

Al apagarse su fuego - 2


Los exacerbos de los enojos eran muy notorios, estaba cada vez más difícil de controlar, cualquier mínima razón sacaba a brote esa energía que tenia su forma, casi lo veía tan nítido como en el sueño, aquel minotauro de fuego….
 

El lunes llegué a mi casa, el martes tenia reunión con mi grupo de 7, en este grupo estamos guiado por la mayor del grupo, ella es vidente y me confirmó la sospecha… El ser esta latente en mi, ese ser  que me quiere controlar…

De hecho ya por experiencias anteriores mías y de otros, es que esto no se debe tomar a mal, es solo una prueba a pasar, algo que aprender… y en esta ocasión no empleé el camino largo, no pasé la prueba con aprendizaje ni dudas de que se mantendría dicho ser hasta eliminarlo totalmente a esfuerzo diario. Ahora ella me indicó que sabía cómo tratar este problema.

Me dijo que fuera al día siguiente, y ahí en la tarde, ella entró a su cuarto y regresó con un rosario grande de bolitas azules en sus manos, muy hermoso…. Me contó un poco de su historia de ese rosario y como fue bendecido en el vaticano… Me indicó que lo usara por 3 días y no me lo quitara por ningún motivo, ni para bañarme…

Los 3 días pasaron en un viaje que tuve que realizar, el cual fue muy interesante y donde vi varias cosas, entre esas, una de mis vidas pasadas. Nuevamente en mi ciudad y antes de devolverle el rosario me dijo que había que hacer una pequeña… ¿ceremonia?¿ritual? no sé como decirle, pero ella tenía varias espadas en astral con funciones diferentes…. Yo, con los ojos cerrados sentía como ese ser se movía para permanecer en mí. 

Ella empleó dos de ellas y al culminar la… ceremonia me dijo…Estuvo difícil de sacarlo… se movía como serpiente, manteniendo su aparente forma humana moviéndose como sombra y aforrándose en ti para no salir…

Que interesante que es el mundo y sus peligros… en cada momento me muestra que… “La realidad es más fuerte que la ficción”… Ahora estoy tranquilo y todo está normal, por ahora solo quiero permanecer bien y continuar preparándome para esos enfrentamientos mayores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario