viernes, 22 de octubre de 2010

Sé que... es el parpadeo



Como el viento en la primavera congelada, en la reserva de tus palabras alejadas por ese frió viento que a tenue luz nos cazaba. De pasados sumergidos en el interior de nuestros recuerdos y la suspicacia de las ansias que las matan… Si, estos ciclos salen a nuestro encuentro… nuevamente… para vernos envueltos uno con el otro, con dudosa timidez por los relampagueos de esos tiempos, de los futuros tiempos tentadores y recalcadores de los pasos ya dejados.

Solo sé que te quiero y que me quieres, no debemos perder nuestra relación cualquiera que fuera.
Sé que llevas ese temor, aquel miedo que brota desde esa herida sangrante… de la misma sangre naciente de mis llagas de lo pasado. 

Mira nuestro entorno, mira las vidas que vienen y van, mira como todo pasa en las vidas ajenas que tomaron sus rumbos y vieron al tiempo en  un parpadeo… y de este tiempo te quiero hablar… Mira como nos ha alcanzado la vida para vernos, tenernos y dejarnos varias veces, mira como hemos cambiado y seguimos avanzando y cada cual progresando. Me gusta tu forma de pensar, de analizarte y analizar las situaciones y avanzar según lo mejor que crees…

No hay que preocuparnos de nada… y recuerda que te seguiré queriendo sea el rumbo que tomes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario