domingo, 19 de diciembre de 2010

Castillo de papel



Quise sentirte nuevamente acompañando el transcurso de mis días, cuando empezábamos a vernos cantando nuevamente en las noches a todo pulmón…

Quise notarte con tu sonrisa de siempre cuando hablabas, cuando caminábamos decidiendo a donde ir como era nuestra tradición…

Quise variarte tu rostro serio que entregas cuando bailabas, cuando tomábamos el salón llegando hasta a aquel rincón…

Quise y se pudo, logramos mantener por un tiempo el castillo de papel, de cartas colocadas con cuidado hasta que una de ellas fue colocada sin la consideración adecuada, y es que en realidad este castillo no estaba bien elaborado,… cuando vimos que una sola carta pudo derrumbar todo el esfuerzo… y quizás… queramos volver empezar y armarlo con otra perspectiva… 


No hay comentarios:

Publicar un comentario