domingo, 19 de diciembre de 2010

Gotitas de Lluvia

 .
Gotas que caían en forma seguida desde el cielo de algodón. Yo avanzaba rumbo a mi hogar por el borde de las casas para no mojarme, miraba con cuidado mis pasos y en ratos la calle para notar los pocitos de agua que recibían el impacto de la lluvia. Estoy por llegar, y una sombrilla o paraguas que estaba inclinada casi al ras del suelo, cerca de un pequeño riachuelito formado. También noto los piecitos que se mostraban tras ese paraguas, los reconozco enseguida, son de Alirssi…

Me acerco a ella sin importarme ahora el mojarme y le pregunto por lo que hacia, y ella me responde.

-Mira, mirá el agua, como fluye y fluye, sigue y sigue y… parece igual todo su recorrido, pero es distinto…
-A si, es como la vida, le comento.
-y la lluvia que cae, no todas van a formar parte de esta agua que fluye… las gotas pueden caer en otros lados… Puedo quitar la sombrilla, mirar al cielo y dejar que caigan en mi rostro y sentirme bien con eso.
Recordé lo que me dijo el anciano del significado que le damos a nuestros momentos y le dije:
-Claro, es lo que tu quieras sentir en ese momento… y en todos…
-Si! Me contesto y continuó, aquellas gotas no se han de sentir mal por caer en la tierra, porque en ella descansarán, o en las hojas de la plantas o por sus raíces, porque las nutrirán... Aquellas gotitas de agua podrían tener una mayor conciencia que nosotros…

Ella se cubrió nuevamente con su paraguas, me dio un rápido agrazo y se despidió diciendo -Mañana nos vemos para jugar y empezó a caminar.

-De acuerdo, nos vemos mañana.

1 comentario: