domingo, 6 de febrero de 2011

Frente al Mar



Y decirte algo antes de tiempo…

Todo fue suscitado justo como creí, cada momento acorde a lo pensado y esto guiado por lo sentido… En el campo de tus suspiros, mi rumbo guiado a ese risueño de la  tarde, que sin querer o por el aventureo repentino a nuestro encierro, nos fue colocando frente al mar.

Te tomé de la mano y fuimos hacia el final del camino, donde se podía ver al mar atrapando al cansado logo solar. Sentir tus brazos y tu cuerpo mientras lo voy envolviendo, rozar mis labios a tu cuello, extasiarme con darte cada beso, seguir subiendo y llegar a tu oreja, tu, sonriendo con leves movimientos ante los cosquilleos, yo, abrazándote más fuerte, invitándote a sentir, encontrándome a tu merced.

Tus apegos a mi cuerpo, los meneos y los jugueteos, los encuentros de nuestros labios, de sabores irnos propasando y propagando el deseo que nos fue desnudando. Mi casaca me la habías ido sacando hasta quedar en el piso, pero… detenernos… 

“Disculpen, este es un lugar público, por favor guarden la compostura” 

“Ok oficial, disculpe” le dije luego de la caída a la tierra, y tu… riéndote misma niña traviesa, abrazándote a mi. Por momentos nos dejamos llevar y es que… Estando contigo, cada instante es una aventura…


2 comentarios:

  1. Ya me has hecho sonreír y se me ha pasado el mal cuerpo que llevaba, muy bonito, buena semana

    ResponderEliminar
  2. Especiales son esos momentos...
    Hay que darle rienda suelta a las emociones y pensamientos.
    Encantada de leerte.

    ResponderEliminar