jueves, 31 de marzo de 2011

Llevando tu mochila

Está tan repleta como todas las demás y no hay otra más que cargarla y llevarla… te pregunté…
-¿Quisieras dejar de cargarla?

No tuviste segundos que pensar porque tenias ahí tu respuesta desde tiempo atrás…
-No, porque tengo que pasar sus obstáculos y dejar de cargarla.

Recuerdo que también pensaba lo mismo, pero aprendí que estamos en una época crucial, que nuestro libre albedrío está predominando más al igual que nuestras decisiones…

Traté de explicártelo, pero no me salían todas las palabras y tú te cerrabas a tus ideas. Ni vuelta que dar…

Desde vidas pasadas vamos llenando nuestra mochila, colocando lo pasado en ellas en la parte inferior, las de esta vida de igual forma… pese a que las olvidamos, se mantiene presentes en nuestras vidas,… algunas las sobre llevamos, otras las logramos pasar, pero no desaparecen para hacernos recordar lo que pasamos y cuando recaemos, para hacernos recordar como las pasamos…

No solo son las situaciones, también son las personas… nuestros enlaces con ellas, nuestros famosos lazos con todas las personas con las que nos topamos en esta u otras vidas…

Nuestra mochila que llevamos… nuestros pesos para notar lo aprendido y vivido… muchas veces no reconocemos las cosas que llevamos y se vuelven más pesadas…. Otras veces decidimos no llevarlas y llevar otras sin notarlo…

…Nuestras mochilas… de diversas cuentas y enlaces de colores de matices inexactos por su variedad…

Campo gris... campo verde



El campo era gris por la plateada luz que llegaba entre las nubes…. Te veo andando a la distancia, andas sonámbula, andas con la vista vacía, centrada en el piso… tu pelo llevado por la suave brisa que no acompaña la sensación del ambiente…  

Miro mis brazos y estoy encadenado… te vuelvo a ver a ti y las ganas de querer alcanzarte me van dominando para yo tratar de arrancar a mis aprisionantes metales…

Te grito en mi desesperación, pero el sonido no fluye mas allá de mi boca, se queda cortada como si estuviera atrapada en  una cápsula alrededor mío…. 

Brota mi rabia y mis brazos se empiezan a llenar de sangre… Tú te vas alejando continuando con ese estado… no das ni un vistazo a tu alrededor… mi desesperación se ve incontrolada…

Como si de ese sueño saltase a otro… aparezco en unas arquitecturas persas antiguas, con el sol abrazador y la tierra en el ambiente…. Estoy en un ventanal, y caigo rendido sobre el piso… sigo con la sensación de tu perdida…. Mis ojos están cerrados y solo veo oscuridad, la sensación de mareo me aborda, algo que no tomo en cuenta hasta que después de un rato así, abro los ojos y noto que estoy volando… miro debajo mío y veo una alfombra azul con muchos adornos dorados y otros negros… miro al frente y las arenas se mueven constantemente por los vientos… miro el cielo y las nubes ralas están siguiendo a los arenales, pero a su propio ritmo… miro de nuevo al frente y todo se vuelve bosques y el campo reaparece en frente a mí, pero ahora con la luz del día veo que todo es verde , con mucha flores que supongo se mantenían escondidas por la noche fría… no estás y me siento nostálgico… no te pude alcanzar… no estás… y pese al gran paisaje que tengo delante, me dejo a la tristeza y al creer que nunca más volverás.

Alejarme


Me intento alejar de ti, si,… eres muy peligrosa y dañina, nuestros modelos de pensamientos  pueden ser tan equidistantes para ciertas cosas, y ambos nos cerramos a nuestras ideas… tu no das el brazo a torcer, yo lo doy, pero sé que si se sigue así vamos a andar mal… y es que de tus experiencias te diste cuenta que prefieres estar a la delantera… y no optar por la igualdad…

No soy el prospecto que va acorde a ti,… tus últimas llamadas me sorprenden, creí que cada vez estaríamos más alejados,… no soy iluso, y tengo bien claro que te importa mi presencia por el hecho de las curaciones que realizo…, pero á pesar de que estuviésemos alejados, estaría velando por tu salud, como por la de tantas personas… (Miro al tiempo para decirle que me entregue un poco más) injerir otros pensamiento no muy positivos por ser los más llamativos… pongo otros positivos pero conociendo lo poco que nos llevaríamos, los dejo al sueño para que queden en ese desvelo… me pregunto si debería arriesgar un poco más… y si se diera eso… tendría que eliminar las dudas al 100% en un instante… y crear el mundo de pensares con jubilosos aciertos… pero recalco la onírica instancia.


jueves, 17 de marzo de 2011

En su colapso


Nunca vi ojos tan rojos como los suyos… húmedos y lluviosos, parpadeantes para quitarse lo nublado de su vista… Desconsolada ella me abrazaba y preguntaba el por qué de sus actos de aquel ser…

Lo vivido pudo quedar en el olvido, dejo sus rastros perdidos para acurrucarse en otro sitio… la olvido y siguió con sus sentidos buscando el mayor placer…

Ella aquí, La sigo viendo desorientada pese a mis intentos de ayudarla, … no encuentro las palabras exactas para que en este momento se despoje de ese pasado, que olvidase de sus sentimientos y pisara la realidad con la que, con la que se vive ahora…

“Seguro hoy lo perdonará como otras tantas veces” pensé… ¿su emoción podrá más que su razón? …se dejará llevar por sus palabras y sus excusas, le creerá sus abrazos y sus disculpas,… en todas sus explicaciones que darás razón… y es que lo quieres…

Te volviste el burdo juguete y no quieres salir.. te ataste y con esa ligera sensación de esperanza te embriagas creyendo que regresará y continuaran… y mejor que antes.

Estas en sus manos y no puedes salir… lloras y no te miras como andas por estar pensando en él…

Lanzo un suspiro ante tus oídos sordos… no me queda mas que consolarte con el abrazo y esperar… que si… todo te salga bien.


De un pueblo


La lluvia caía sobre la pista y las veredas con su canto al salpicar, mis pasos tranquilos y mi cabeza algo baja dan rumbo a aquel pasaje de mi vida que marco otras…

Estoy en un pueblo de casas con paredes de adobe, techos de paja y calaminas, con gente tranquila y alegre. Estoy caminando porque no tengo nada mejor que hacer en esta tarde gris llorosa. Mis pasos siguen y las casas van haciéndose más distantes entre ellas, al igual que los cerros que las rodean.

La lluvia era casi implacable y pese a que yo me sentía tranquilo, había algo en el ambiente que estaba por dejar de contener su tranquilidad… 

El camino seguía alejándose del pueblito al que fui a parar en esta fecha… una casa más que estoy por pasar en unos instantes. Una casa bajo un cerro que soltó aquel bloque de tierra con agua… La casa con sus tenues luces dejó de ser en su mitad…

Rápidamente fui a auxiliar a las personas, entrando con cuidado entre el barro espeso para sacar a una persona que se encontraba con su mano a medio salir de tanto fango, era una chica de unos 20 años, con traje típico del lugar, la logré sacar y a los instantes abre los ojos, mira a su alrededor y grita preocupada -¡Mis hermanos! ¡Mis hermanos!- mezclando con palabras del lenguaje natal de su pueblo al que no entendí…
Miré rápidamente por donde podrían estar entre tanta tierra… -¿Cuántos son?- pregunté

-Son dos- me dijo mientras se incorporar para saltar a escarbar en la tierra y a levantar calaminas.
Yo cerré mis ojos y respiré profundamente para sentir por donde estarían y lo logré, los sentí a unos metros, me acerque caminando con cuidado y empecé a remover el lodo con mis manos hasta llegar a unas calaminas, las levante y ahí se encontraban los dos chicos que estimo tenían alrededor de 13 años. 

Se acercó su hermana y me ayudo a sacar todas las calaminas y escombros. Ambos chicos estaban desmayados, con una respiración lenta y uno de ellos se encontraba sangrando de la cabeza. A pesares les fuimos llevando al pueblo, entre hombros y casi arrastrándolos avanzamos sin detenernos con los pasos sobre el fango… 

La oscuridad en el puesto de salud, una enfermera asustada, ausencia de doctores, la lluvia en crecida y yo… con una preocupación en la mente, admito que no tenía muchas intenciones de hacer mucho hasta no ver que dieran todo lo posible... sin conocimiento exacto de sus creencias…

Los recursos y alternativas en el lugar se agotaron… Simple pensé… ahora me toca. Hay varias formas de sanación que puedo emplear, y en la que más confió no la podía emplear en la herida de uno de los hermanos. 

La energía verde esmeralda, un recurso que varia en su efectividad según  como la aplique... según como me sienta y piense… La habitación la inunde con esta energía, las preocupaciones sesaron a los instantes y yo ahí, apoyado a la pared…

El sonido de una camioneta logró terminar de traer la tranquilidad, porque en ella llegó un doctor… vio al pequeño y felicitó a la enfermera por su trabajo, los niños abrigados estaban descansando en las camillas…
Hoy, como casi siempre en mi vida, avanzo tranquilo… me retiro de este pueblo y continuo mi camino al siguiente lugar que me corresponde. 


domingo, 6 de marzo de 2011

Observadores

Sendero de tu día cotidiano, miras a todos cruzando por tus costados,… los miras, te miran, pero tú los analizas e inconcientemente los juzgas y en tu mente un veredicto…. Bajo tu lente está tu ciudad… una parte del mundo…

En varios momentos de tu vida sentiste la pregunta ¿Deben continuar? Y como resultado de tu evaluación contestaste… “Si”… en unas ocasiones y en otras un “No”..., pero no eres la única persona que se le designó observar, del conjunto en esa ciudad salió la respuesta y el peso final vino de los observadores concientes, los contados que jamás dirán que lo son… 


Entrando al templo esmeralda

Hace una semana que logré pasar las pruebas, extenuante semana ampliada por las horas de fiebre en mis lapsos de recuperación, pero valió la pena… ahora soy un Caballero del Templo Esmeralda Verde. 

El templo es bien complejo… en la superficie están varios templos pequeños pero tan significativos como este, cada cual cumple su función energética de esta zona con el resto del mundo. Este templo no es nada superficial, básicamente es la entrada resguardada y un pequeño recinto donde se realizan diversas labores al aire libre. Al igual que los otros tiene sus entradas subterráneas, a las que casi nadie accede, ni en este ni en ninguno de los templos, pero aquí está una parte interesante de este templo, más no único en el mundo.

Nos encontramos en islas, rodeados de agua, en medio del continente… 

Hoy, ahora (miles de años atrás al actual) estoy ingresando con dos caballeros más, las gradas son de una piedra blanca, los pasadizos se encuentran iluminados por una luz que no logre determinar de donde proviene… hay un cierto frío y un curioso calor que se intercalan mientras vamos descendiendo por estas escalinatas en caracol. Somos tres recién ingresantes, los tres en diferentes momentos y lugares, ahora acá nos reunimos para recibir una preparación especial… frente a los ancianos dueños y conocedores del universo reflejando reflejado en sus ojos se encontraban al frente nuestro; caballeros de rangos altos a nuestros costados derechos e izquierdos; la guardia custodiando las entradas.

Todos ellos con armaduras de diferentes formas, unas apariencias de muy ligeras y otras de muy pesadas, pero todas ellas con la tonalidad verde esmeralda… nosotros tres con trajes blancos con ribetes dorados, propios para la ceremonia de iniciación.

Nos colocamos en el centro del salón. En el piso hay símbolos diversos dentro de un círculo… Solo puedo resaltar la importancia del compromiso que se dio durante la ceremonia, y en la parte final, el anciano mayor, que tenia una especie de cetro, golpeó con el piso y del techo de la habitación, en la parte en la que nosotros estábamos, se proyectó una luz blanca dentro de todo el círculo del piso; segundos después todos los demás hicieron lo mismo con sus diversas armas que tenían en sus manos y dentro de la proyección de la luz blanca, apareció una verde…

Pasado todo, se acercaron 3 guerreros, se colocaron delante nuestro mientras todas las demás personas se retiraban del salón… la ceremonia había terminado, estos tres guerreros serian nuestros instructores y nos dijeron las horas a encontrarnos para iniciar la preparación a partir del día de mañana.

Nuevo Desafío


…El nuevo desafío…
…Después de haber avanzado tanto…
…Luego de considerar varias opciones…
…Firmo y sé que no trae muchos beneficios…
…Soltar el si fatal por creer en el “no perder más tiempo”…

Nuevo desafío, de aquel que siento sacar las fuerzas, las ganas de hacer y superar lo que se hizo…
Por ahora a solucionar lo que se hizo….
Por ahora a dar nuevamente más alternativas…
…Buscar los engranajes que permitan mejorar las acciones pasadas…



martes, 1 de marzo de 2011

Ondas del lago


Eclipsaba la luz de mi corazón, el desliz del adiós se viene a tocar nuestras vestiduras que van cayendo al soltarse nuestras manos…
Ambos gritamos fuertemente en nuestro interior ese ¡NO!, rogando no encontrarnos con la despedida…
La gota cayendo al lago para soltar sus ondas que llegan hasta su orilla que yace en nuestro corazón
Decidimos quedarnos un rato más sin dejar que se corra esa herida de inconmensurable sangrar
No di el corte fatal y aquí quede tratando de sentir mis ganas por luchar…
Te dejo mi última rosa y dejo unas lágrimas salir acompañando mi propia partida
El grupo de tus palabras que me hizo regresar
El rato de instante que te hizo entrar
Esto gira y gira por las premisas de nuestros días dados
Las aguas negras se tornan claras por las gotas de luz brindadas
Levantamos la mirada y nos miramos 
Mis sentimientos encontrados para sonreír desde aquí, el haz de luz que se refleja en ti
El sentimiento del vacío turbulento cambiado por su contrario
Con la intención de tocar el cielo volando
Por ti y por mi


Piedra rodante... recae


Era inevitable, en mi interior acongojaba pese a que todo puede estar marchando bien, la realidad se me volcaba nuevamente… necesito tiempo y meditar, y retornar… 

Piedra rodante que recae sobre uno de sus lados, el tiempo faltante rosa nuevamente… Estoy cerca a la pared y los pocos segundos que me quedan para reaccionar fueron los últimos minutos de mi último viaje…

Esos últimos minutos que se fraccionaban entre situación y situación para dar su resultado que me retornarían a las conclusiones pasadas…. Esas que ahora nombraría y como otras veces lo hice, cuando las aprendí y cuando las sentí tan vivas como para seguir con esa convicción y estar bien, sin esa preocupación que reposa en mi pecho en extraviados tiempos.

Despertar de nuevo… ¿Y la responsabilidad? …La que llevo en estas semanas…  hallar la manera, no perder la alegría, la fe, la esperanza, la convicción de un lugar mejor… de lo mejor que está en todos…

Lo planteado… de los capítulos pasados… esos que ando olvidando… Ahora una de esas tantas, que se viva al 100%, empezando por agradecer todo… aperturarse a vivir… la aurora de nuestro vivir…