domingo, 6 de marzo de 2011

Entrando al templo esmeralda

Hace una semana que logré pasar las pruebas, extenuante semana ampliada por las horas de fiebre en mis lapsos de recuperación, pero valió la pena… ahora soy un Caballero del Templo Esmeralda Verde. 

El templo es bien complejo… en la superficie están varios templos pequeños pero tan significativos como este, cada cual cumple su función energética de esta zona con el resto del mundo. Este templo no es nada superficial, básicamente es la entrada resguardada y un pequeño recinto donde se realizan diversas labores al aire libre. Al igual que los otros tiene sus entradas subterráneas, a las que casi nadie accede, ni en este ni en ninguno de los templos, pero aquí está una parte interesante de este templo, más no único en el mundo.

Nos encontramos en islas, rodeados de agua, en medio del continente… 

Hoy, ahora (miles de años atrás al actual) estoy ingresando con dos caballeros más, las gradas son de una piedra blanca, los pasadizos se encuentran iluminados por una luz que no logre determinar de donde proviene… hay un cierto frío y un curioso calor que se intercalan mientras vamos descendiendo por estas escalinatas en caracol. Somos tres recién ingresantes, los tres en diferentes momentos y lugares, ahora acá nos reunimos para recibir una preparación especial… frente a los ancianos dueños y conocedores del universo reflejando reflejado en sus ojos se encontraban al frente nuestro; caballeros de rangos altos a nuestros costados derechos e izquierdos; la guardia custodiando las entradas.

Todos ellos con armaduras de diferentes formas, unas apariencias de muy ligeras y otras de muy pesadas, pero todas ellas con la tonalidad verde esmeralda… nosotros tres con trajes blancos con ribetes dorados, propios para la ceremonia de iniciación.

Nos colocamos en el centro del salón. En el piso hay símbolos diversos dentro de un círculo… Solo puedo resaltar la importancia del compromiso que se dio durante la ceremonia, y en la parte final, el anciano mayor, que tenia una especie de cetro, golpeó con el piso y del techo de la habitación, en la parte en la que nosotros estábamos, se proyectó una luz blanca dentro de todo el círculo del piso; segundos después todos los demás hicieron lo mismo con sus diversas armas que tenían en sus manos y dentro de la proyección de la luz blanca, apareció una verde…

Pasado todo, se acercaron 3 guerreros, se colocaron delante nuestro mientras todas las demás personas se retiraban del salón… la ceremonia había terminado, estos tres guerreros serian nuestros instructores y nos dijeron las horas a encontrarnos para iniciar la preparación a partir del día de mañana.

1 comentario:

  1. Este post de "Momentos de vidas pasadas" es la continuación de http://nogard-g.blogspot.com/2010/08/luego-de-todo.html

    ResponderEliminar