jueves, 31 de marzo de 2011

Llevando tu mochila

Está tan repleta como todas las demás y no hay otra más que cargarla y llevarla… te pregunté…
-¿Quisieras dejar de cargarla?

No tuviste segundos que pensar porque tenias ahí tu respuesta desde tiempo atrás…
-No, porque tengo que pasar sus obstáculos y dejar de cargarla.

Recuerdo que también pensaba lo mismo, pero aprendí que estamos en una época crucial, que nuestro libre albedrío está predominando más al igual que nuestras decisiones…

Traté de explicártelo, pero no me salían todas las palabras y tú te cerrabas a tus ideas. Ni vuelta que dar…

Desde vidas pasadas vamos llenando nuestra mochila, colocando lo pasado en ellas en la parte inferior, las de esta vida de igual forma… pese a que las olvidamos, se mantiene presentes en nuestras vidas,… algunas las sobre llevamos, otras las logramos pasar, pero no desaparecen para hacernos recordar lo que pasamos y cuando recaemos, para hacernos recordar como las pasamos…

No solo son las situaciones, también son las personas… nuestros enlaces con ellas, nuestros famosos lazos con todas las personas con las que nos topamos en esta u otras vidas…

Nuestra mochila que llevamos… nuestros pesos para notar lo aprendido y vivido… muchas veces no reconocemos las cosas que llevamos y se vuelven más pesadas…. Otras veces decidimos no llevarlas y llevar otras sin notarlo…

…Nuestras mochilas… de diversas cuentas y enlaces de colores de matices inexactos por su variedad…

No hay comentarios:

Publicar un comentario