domingo, 10 de abril de 2011

Detén el tiempo



Cuando cae la noche y salgo en tu búsqueda, las tardes de rutinas para verte y encenderme en tus gestitos y sonidos. Rozar tu piel que vibra al ser cursada por mis dedos, verte sonreír y sentirnos bien solo con acariciarnos, en el frágil murmuro de tus labios, en el fuego ardiente de tu tacto, en el aliento que se escurren entre tus palabras para embriagarme y me obligan a no soltarte.

En esa tela  donde pinta el resto de nuestros actos, momentos en que descansas echada en mi regazo,  merodeas mis ojos y yo no dejo de saborear todo tu rostro…

“Detén el tiempo, como otras veces, alarga los momentos tanto como se te sea posible…. aplaza la despedida para que no nos alcance este día….”

Un deseo salido en unos cuantos días, estas tardes no se hacen diferentes con este pedido…. 

…Detén el tiempo que mañana no sabremos si continuemos…


1 comentario:

  1. Ojalá pudieramos detener el tiempo y grabar a fuego esos momentos efímeros peor que siempre recordaremos, nunca sabemos que nso deparara el mañana. Precioso, buena semana.

    ResponderEliminar