lunes, 13 de junio de 2011

Carta olvidada


Estuve leyendo las viejas letras que te amaban y volaban… cada una de ellas
Sostuve el aliento y sin respiro soñaba sonriente… te veía mientras recordaba
Quise soltar una lágrima de alegría, quise gritar al sentir que eso aún aquí habitaba
Quise que fuera mañana para verte y hablarte de esas cartas que todo un mundo expresaban
De las tantas veces que dijiste que las leíste y en su doblez la vejez enmarcaba
Leí nuevamente las cartas y te sentí como cuando las escribí

La carta olvidada, sin haber sido entregada reflejo lo que pasaba y lo que paso
Con su medio terminar nombró en forma exacta las rutas del laberinto
Con su vida entre palabras nos atrapó como nuestro abrazo al besar
Con sus encuentros, anhelos e intermedios sangrados quiso decir lo que deje desaprovechado
En su ímpetu del embeleso quiso empujar a continuar

 ¡NOOO! -Grito internamente por lo que no pueda pasar, pero-…
… Quiero …
Que aquí
Vuelvas a estar
Quiero aquí volverte a abrazar y volverte a escuchar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario