martes, 25 de diciembre de 2012

Antorchas


Llévate la luz como antorcha encendida en el centro de tu vida, bien en alto y sin tocarla, porque está ahí, justo ahí, es una extensión de ti que marca el sendero en tus noches oscuras. Ingresar a la caverna que llega hasta donde más anhelas, al final de un camino por continuar en las pampas de trechos arenosos; fugaces fuegos desiertos.

Ahí está esa luz que va siempre contigo, en saltos de paz antes de volver a entrar en las rutas de ruinas.
Antorchas, que eres tú y la expresión de tu propia luz.

Antorchas que guían y protegen, son los ángeles y guías asignados y comprometidos a cuidar a su pequeño hermano y amigo que por momentos anda dormido.

Y en tu conciencia de experiencias de vida, de labores cumplidas activas y utilizadas, luego de tantas pruebas emprendidas y concluidas, ahora demuestras que eres capaz de emplear las herramientas que a simples ojos no se verían.

…Antorchas de vidas que somos cada uno…
…alumbrados en nuestra cercanía…
… contagiando desdichas o alegrías según elijas sea tu vida…
…resplandeciendo y alumbrando u apagando y opacando…

Date un tiempo en el respiro por expandir tu fuego
Toma con fuerza el astil y que el ardor encienda el cuerpo del sendero
 Que el fulgor derrote sombras

En la cúspide del final, en los pasos ahora foráneos al foso, nos advertimos.
Guiémonos en nuestra lejanía por el encuentro,
 donde nuestra procesión  brille en el universo más que todas sus estrellas.
En el ciclo del tercer tiempo
En el nuevo despertar del universo.


En Osadía. Almas Gemelas.


Desear no está ahora en mi… te quiero tal cual eres… te siento y me agrada tenerte a mi costado, con nuestras grandes diferencias que vienen y se complementan con su danza encarnada en la asimetría compleja del movimiento del universo.

No me basta más que escucharte y hablarte, me sacio con besarte en lo que se da a nuestro paso, no me deja más la vida… porque aquí estas con tus leves caricias. Ven y siéntate aquí, que nuestros pasos están cansados, recuéstate en mi abrazo y respira al dictamen del latido de mi corazón que habla en tu oído. Dale otro suspiro a la noche plateada que hoy nos distanciamos por lo marcado del destino apocalíptico, guarda el respiro para los días que nos resguardamos del frío.

“¿Qué es la caminata sin tu sonrisa?” me pregunto al escuchar tu poesía, tan deleitable con selectas palabras, tan sutiles a nuestra algarabía.
Vertiginoso es cruzar las calles contigo, no hay rostros conocidos ni personas expectativas a nuestros sentidos. Inverosímil es la sentencia a la importancia del entorno. La importancia de lo externo está de más a nuestra concepción.

-Vamos al cine- dices con tu –siiiii- y engreída insistes tomando con más ahincó mi brazo, …sabes que me tienes en tus manos…

-Bueno, vamos- mi estribillo salta en respuesta.

Lugares distantes donde nos acobijamos por nuestros raudales. Terca es nuestra esencia en creer lo real de lo irreal y lo irreal en lo tangible de nuestro vibrar, obstinación total en lo superfluo del profundo sentimiento. Imaginación de una realidad y, vuelca todo en su rededor llevando todo a lo real de un pensar, embarullar en controversias pintorescas del sentir y pensar, donde soñar puede tener más contingencia que lo vivido en un día normal, donde despertar solo es para irte a buscar y el mundo poder trancar salvaje e tempestivamente para que no se vuelva a atrever a andar.

Empezamos sin más que el hacer el trabajo necesario, continuamos en bromas e historias comparativamente encontradas iguales. En nuestra conclusión los años diferentes son los destinados a cincelar el paralelo de almas complementarias, y en nuestra osadía, ilusionar la existencia con el encuentro portentoso de almas gemelas.

Una vez reto al viento desde adentro, pero con las huellas de las espinas y esquirlas en las pruebas a ciegas, donde la oscuridad me hizo tropezar una varias veces más, donde reflejos me turban mi percepción, reflejos nubosos de rostros empapan la visión y nado por saber cuál en realidad será. En lo aprendido, mi lógica desaparecerá y dejaré fluir al instintivo sentir, y creeré en esta osadía que se muestra en este nuevo día.


lunes, 17 de diciembre de 2012

El camino del mundo. Causa y efecto (1er parte)


-Vez que todo está unido- me dijo suavemente en su asombro ante el todo, con nuestra inmediata visión al borde del patio, frente al parque gigante.

-Es asombroso como las conexiones de colores se mueven delicadamente, como un baile orquestado, un baile dirigido por algo que no entiendo, pero todo conectado- Continuó en su manifestación Alirssi.

De mi parte no logro ver todo lo que ella ve, pero en algunas ocasiones las logro sentir, y esta es una de ellas, puedo sentir esa conexión del todo. El sol del medio día no me fatigaba, yo estaba centrado en ella y lo que decía, y también en mi sentir. En medio del recreo, lejos de todos los juegos, en aprendizajes ajenos al colegio. Todo conectado, y sus enlaces luminosos.

Soltó un suspiro, giró a mirar el patio y se sentó. Sin dudarlo la acompañé y a su costado me puse a observar a todos jugando. La alegría en silencio, ahí callados viendo, inmiscuidos en nuestros pensamientos, y en realidad yo, inmiscuido en lo grato que es estar a su costado y simplemente compartir un rato.

-Mira ahí- me dijo atenta viendo una pelea. No, eso no  era una pelea, eso era un abuso de poder, pensé. El niño grande pegando al niño pequeño, nada de que extrañarse, pero es irónico, en vez de compartir enseñanzas comparte maltrato.

-Que interesante, se han desprendido energías entre ellos- Continuo Alirssi – Hay una diferente que ha emanado del agresor y no sé a dónde va-

-¿No sabes a donde va?- le pregunté curioso.

-No, se extiende fuera del colegio y se mueve como el cuerpo de una serpiente atrapada- y me hizo con su mano derecha la imitación, cuales ondas, de un lado a otro.

Las campanadas del término del recreo sonaron apresuradas. La desesperación por efectuar bien su labor ponía a todos los pelos de punta por lo cargante de las clases. El campanero dio su último gran jaló a la soga y echó a correr.

El día no termina y mi intriga de esas energías me distraerá en la clase… “¡Qué bueno!” pensé risueñamente.



domingo, 2 de diciembre de 2012

Carta al ingresar a tu cuerpo. Mago oscuro. Diferente amanecer


Tomar una vida prestada es algo tan común y dulce como las sonrisas o llantos que brotas en tus noches solas de almohada, en las que piensas en inalcanzables.

Son jugueteos tiernos con tiempos ajenos. Placer frágil que tanto llego a apreciar al ingresar por la ranura de un alma confusa, obtusa, difusa que usa mal su existencia, o por las que simplemente insistí por entrar, pero todo es así, no hay de qué preocuparse, esto solo es algo de niños… Sí, soy infantil, tanto que suelto las carcajaditas dadas contigo  aunque tú estés en quietud y en un frío de témpanos.

Es pura inocencia la que está en mi y saca a tu alma una vez que ingreso y, divertir al tiempo expectante de las consecuencias alucinantes… en verdad peligrosas, pero es mi juego con el que le miro y le sonrío; tengo carta abierta. ;)

Tú solamente estarás viendo y esto te puede asustar tremendamente, puedes gritar considerablemente o puedes, con todas tus fuerzas, tratar de golpearme y puedes querer destruir todo, pero se realista, no lo podrás, porque yo estoy en tu cuerpo y tú solo verás lo que hago por ser tu reemplazo.

No te sientas mal que pronto podrás regresar y pueda que te sientas viejo, pero estarás en lo que consideras tu lugar, o puede que te veas morir y ahí puede que volvamos a jugar y espero que para ese entonces me perdones porque de lo contrario, la pasaremos realmente mal. Puede que ni me veas alejar y así comprenderás que esto solo es parte de un juego y capas comprendas que también podías ingresar a algún cuerpo, quizás por horas, quizás por minutos o puede que por segundos en su pérdida de consciencia por alcohol o puede que por toda su vida restante.

Reirás, ya verás, como un niño en sus travesuras y fechorías… y serás un niño y sabrás que yo también fui así, un niño ingresando a tu cuerpo y desplazándolo por un momento.

Y te sonará repetitivo, pero ten bien presente que, todo es parte de un simple juego. :D



…Maquiavélico y desdeñado, en sombras de sangre bañado…
…Un viejo mago oscuro, después de tanto pensar…
…En sus recuerdos de tantos vuelos…
…En sus conocimientos y entendimientos del universo…
…En su conclusión que …
…nada está mal y nada está bien, todo se da en pequeños engranajes que uno decide ser…
...con ojos luminosos en un palpitar diferente…
…Suspira y se deja caer al sueño de un nuevo amanecer…






domingo, 18 de noviembre de 2012

Mi libertad a tu vuelo - Tu ausencia te muestra gran maestra


De las distancias y ausencias tenemos aprendizajes.
De nuestras decisiones por continuar,
por optar por aprender o dejarnos vencer
por no querer o no desear ver que es lo que en realidad queremos ser.


… incertidumbres y esperanzas…
…Dudas que las traen arrastradas por el miedo intransigente…

Los miedos son los más extremos maestros,
pero sin conocerlos, los dejamos en silencio,
los creemos perversos y dañinos para nosotros y así perdemos,
porque en realidad,
solo perdemos contra nosotros mismos.

Los miedos que son puestos a su tiempo;
seleccionados por nosotros, e ilusos nosotros los creemos ajenos y externos,
pero solo son colocados por otros por nuestra disposición.

…De nuestra distancia y mis deseos, voy aprendiendo…
De tus obligaciones y tus responsabilidades, me vas enseñando,
en suaves retoques retoño blanco rosado perfumado que desprendes en tu vida.
De nuevas visiones de lo correcto, gracias a ti,
voy entendiendo.
De la red enmarañada en la que caí sujeto
Del telar que me ataba por sentirme preso
De una razón de escape tenuemente puesto

…Recuerdo..
De tu inexistencia me lancé al vuelo
En el vuelo quedé cegado
Del vuelo quedé atrapado
Del vuelo del que quedé despojado
Ilusorio como viejo veterano

Una nueva realidad dilucidada en mis ojos
Ojos con brillo al verte en tu vuelo pasajero

Pude ver el nuevo recrear del amanecer
Pude ver lo que antes creí para el final del vuelo
Y ahora, vuelve a aparecer
Vuelas alrededor y sé que puedes hacerlo hoy
Me liberas de la red con solo pasar
Me dejas sin el fango tan fatal
Y en el nuevo paisaje todo puede volver a ser
 Hoy

Me enseñas sin tu intención de hacerlo
Me estrello en mis reflejos y despierto
Dejo los deseos y señuelos pasajeros
Tomo el viejo sendero
Y de reojo voy atento al tuyo

Pinturas en nubes de espiral cubren tu sendero
Y es todo lo que ves
Pinturas en árboles en enteros cubren mi sendero
Y es todo lo que veo
Visiones peculiares como tantas estrellas pueblan en las vidas
Surcamos independientes y disimuladamente apreciamos las franjas de paisajes diferentes
Me sonríes luego del divino acto
Avanzo con cuidado y lento
Te sonrío luego de la gracia entregada
Concibo mi universo y respiro

…Voy atento al tuyo…
…Voy aprendiendo sin injurio…
Retribuimos cortejos sin dejar de estar atentos
A nuestros vuelos independientes
Integrados al colisionarse esporádicamente.




domingo, 4 de noviembre de 2012

Perseverancia que te puede incomodar


…Valiéndome de la fuerza de dar hasta el final…
…Te miro y en las paradojas expulsadas de tu mente…

Tú, con tus límites impuestos, los oscuros grilletes de vida voluntariamente aceptados para ir mejorando.
Grilletes compartidos en nuestros espacios, oscuros plenarios en pleno iguales a nuestro entorno…

Yo, con mi meta daga incrustada venciendo a mi razón, pese a no ser algo común en mi, estoy aquí con las ansias de alcanzarte… estirarme en los confines, extender mi mano intentando llegar a ti.

Rebosa el mero final en los secos sorbos de quererte encontrar. Sol en dunas a mí, en entero, con el vaso en mano, pero nada más bebo la ausencia de ti.

El final en todo está, es musgo adherido creciendo a su voluntad, alimentándose de mi esperanza, final que es solo mental y nunca debiera poblar.

…Y seguir un sentir en esta perseverancia que viene y va y que me hizo entrar en un torbellino que me golpea con sus ráfagas de ideas y vivencias pasadas; me quiere enajenar con el temor degollando mis ojos y sus intentos de alzarme hasta tu luz.

En esta perseverancia que te puede incomodar, en este mi intento de salir de esta sima de fosas silenciosas.

En esta perseverancia me mantengo preguntándote, en esas mis preguntas tímidas y cortadas te hago aterrizar.

…Sin caminar, contemplar o compartir nuestro sentir ni nuestro pensar…
…Sin más que persistir con mis intentos de quererte alcanzar…


jueves, 25 de octubre de 2012

Fortaleza en donde siembra y cosecha.


...En una moraleja de vida en parpadeo se dejo caer…
...En esas sonrisas ahora derruidas  y trastocadas por los años se vio vencer…
...De rodillas reza las palabras que nunca logro entender…
...En una soledad extenuante sigue ahí, queriendo comprender…

Y su mente en desesperación gritaba clamando por la oportunidad de fundir el pasado y evitar que el fuego lo consuma a cenizas. La vida campaneaba la hora del fin consciente. Sus madrugadas de alegría se desvanecían goteando por sus ojos, sus tardes enmudecidas lo dejaban para quedarse acompañado solo por la ciega noche, y… sin más deseando a los eternos volver…

Las suplicas clamaban de cara al bosque, mis ojos a la distancia lo veían en mi plena sorpresa. Los árboles trataron de consolarlo con el sonar de sus altas ramas con el viento nostálgico merodeando, dando fuerza al zarandeo y silbar palabras de aliento. El cálido atardecer viajó como sus recuerdos, el frío anochecer se acurrucó luego de tomar asiento, y… por qué agonizar si esto se ha de perder…

El anciano en su pórtico sin decir palabras, atento y contemplativo, de pie miraba el sufrir de su amigo y su sentir plasmado de vacío. Me le acerqué y estando a su costado le pregunte muy tímidamente:

-¿Por qué llora el señor?-

Él, un poco pasmado, pero tranquilo, quedó en silencio sin voltear ni atender mi pregunta ni mi presencia. La escasa luz atravesando sus cortinas y ventanas nos iluminaba enfrentando al ocaso.

Quisiste dejar de ver por miedo a tus compromisos y responsabilidades. Tomaste tus alas y las guardaste en cestas que no recuperaste. Viviste al máximo en tu percepción y tus emociones, soltaste devenires por los nuevos que añoraste al deslumbrarte por ellos, de tantos goces fuiste varando en puertos sin paradero preciso, sin rumbo en mente… y ahora estas aquí… con los recuerdos que se te desaparecen y con tu vida que no importará si está o se acaba, porque sin tu consciencia despierta del ayer y ahora no serás más que preocupaciones y lagunas secándose en pleno desierto.

-Aprovecha tu tiempo pequeño amigo, atento a tu alimentación y tus deberes, nunca dejes de ser aprendiz de la vida, nunca pierdas tus ansias por saber más y no dejes que la rutina acabe con lo que eres. Siempre vuela con inteligencia, aprecia lo que tienes y nunca dejes de desarrollarte-

…El incandescente de luz dormía pacíficamente en su interior, el oscuro adversario cubrió su cuerpo tomando el cerebro cual fortaleza ante la guerra, en donde siembra y cosecha lo que en su agonía ahora se muestra…


-El tiempo un gran amigo y compañero, que festejó junto a él… ahora solo le contempla sin emoción alguna, sin remordimiento y en pleno entendimiento de los procesos solo le aprecia satisfactoriamente por las grandes hazañas de la vida en sus sabias ejecuciones de leyes universales- me dijo tranquilamente, en su preocupante serenidad, a mi parecer, al ver a un amigo desfallecer en llanto y en una simulación de sus últimos momentos antes de morir.

-No te preocupes más que por lo que vendrá y nuestro actuar en el actuar del todo. No te preocupes porque está aquí para que le pueda ayudar, pero quien en realidad le ayudará será él mismo y su esfuerzo- Luego del viento intervenir con su coro vegetal, el anciano prosiguió-Las enfermedades son metas para prender al superarlas, muchas veces muy complejas, pero simples en realidad-

Sin darme cuenta, el clamor de aquella persona cesó mientras le escuchaba al anciano.

-Ve a tu casa que es tarde- me dijo dándome unas palmaditas en la espalda como empuje.

…Y me quedo pensando qué enfermedad tendría aquel señor para brotar su agonía con tal furor…


martes, 16 de octubre de 2012

No, no quiero llegar al final


-…Todo tiene término y,  ¡aún así me quieres!….-

-Qué sería de mí si no lo hiciera- te respondí sonriendo. Frente a ella y su sereno encanto donde me reflejaba en el claro castaño ahora apagado, por la tenue oscuridad, sin dejar de revelar su vivo brillo risueño, y continué -Mi vida caería si en ti no dejara todo el cariño que tengo-

-Cierto, si tampoco te quisiese quedaría con un vacio, pero, estoy acostumbrada a seguir mi vida, así que no me haría problemas pero,… ¡Pero tiene su término!- replicaste

-Sé que te dije eso, pero si solo pensáramos en el  momento del fin, no crearíamos el comienzo; tendrá su término, pero el camino es lo que hoy siento por ti. Te quiero.

…Tranquila es la tarde de fin de semana, el elixir de noche acurruca nuestros sueños en cálidas almohadas de nieve; consumación de tan extenuante semana, donde el trabajo ponía todo su ímpetu por lograr vernos en extremos lejos, en tu decisión de centrar tu éxito y vivir según eso…
…Carmesí en el camino apresurado empujando al dorado pasado y caer al oscuro remanso…
…Oleadas lejanas llegan de su viaje ocaso. Tocan las ventanas y cantan en resonancia, revolotean en el aire y continúan su marcha…

Nuestros abrazos son leves y nuestras manos tímidamente tanteaban al pestañar del segundo y el resbalar del rumbo. Es nuestro querer tan esencial que va deslizándose en el trajín de los días, remembranzas a la ausencia en ellos.

-También te quiero mucho, mucho, mucho… - dijiste al veloz abanicar de tus labios, con la sorpresa de tu abrazo; veloz y fuerte abrazo en el que quedé atrapado. Nuestras vidas con imágenes de tardes dieron su visita, trazos propios de cada uno que en cuadros desfilaban... y caer del vuelo para enclavarme nuevamente a la realidad dentro de tu brazo. Se repetía en la noche de reposo a tu deseo. Naufrago en fuego de brizas marinas, en luna llena,  piel perla de estrellas canelas.

El dar todo fue la espada que rompió cadenas y pleno goce de existencia revienta la estocada letalista, escabullida viene desde el oscuro horizonte, cruza las flamas del último respiro del sol y golpea en mí.
… el fin…
…abandonarnos sin nuestro consentimiento y sin recuerdos…
…un fin de jóvenes o viejos sin retroceso…

No, esto no puede terminar; el deleitar mi alegría y mi existencia al estar tú aquí. No… esto no quiero que termine en el incontrolable tiempo y el extinguir del sentimiento.

Repaso nuevamente tu brazo con mi tacto, admiro cada rasgo en ti dibujado, te contemplo alejando al miedo y su asfixiar.

Me miras y siento tu beso al desasosiego nocturno del descanso, te apegas a mi pecho y cubrimos el frío para quedar dormidos y lo vivido es brío de satisfacción sin límites ni duración.


lunes, 8 de octubre de 2012

Divagando en mis pensamientos


Extraña es la vida cuando su sorbo de agua se hace escasa... y la secadez de mi garganta se hace la que manda... quiero estrujar esa salinidad de arena que se muestra en mi delante. ¿El rocío de la mañana refresca lo suficiente? ¿Estar divagando en mis pensamientos sostendrá una lluvia que aligere lo árido del pesar?

Divagando en mis pensamientos y toparme con los haces de luz de algo llamado irrealidad pintada de la realidad; y camino en cavernas que salen a henos prados bañados de locura y tornándose descontinuados según voy avanzando, entre rarezas de granjeros deformados dictadores autodenominados dueños de un mundo bizarro criadores de zombis.

…El mundo muy inexacto fuera de mis pensamientos…

Hacer el mundo un poco más exacto
¿En qué sentido?
Articulado, sincronizado, dinámico pero sistematizado,
Concentrado en la evolución de la vida, el desarrollo de la persona y la sociedad como fuente a crecer, donde la familia sea lo más importante.
Saber vivir la vida y entender que hay un sentido de vida personal y grupal y en su mismo desplegar existencial universal.

…El mundo edificado en nuestros pensamientos…

…En la misma sintonía de tantas personas en lucha por plasmar una mejor realidad, en base a principios que evitarían conflictos. La conciencia de los actos, un uso de la verdad fuera de manipulaciones, un encuentro con la esencia donde su fuente y llave de existencia sea el amor…

Pero, qué más da… merodea mi pensamiento cruzado por la nube gris en su libre trayecto… Las flaquezas de la vida transcurrida, que también es falsa, dando el resultado que son falsas esas debilidades…

Fuera de la nube, bajo un cielo azul soleado en mi avance. Porque en esos buenos momentos todo marcha bien, la vida va bien. Diría que el mundo está bien o hago que esté bien;

… mantener la vibración alta es decisión…

De mis recuerdos cantan notas a escuchar, tengo tanto que tararear mientras aún las palabras sean de cuidar. Desde cuándo voy nadando y desde cuándo el agua turbia en cristal reflejó de nitidez desde mi cuerpo se dio. Cantos de Sirenas y Nereidas festejaban el vaivén del agua, Sílfides revoloteaban en polvo de estrellas por encontrar a la doncella de trajín marcado en el alma, la musa que poco descansa y por jornadas se me escapa.

En el fin de mi trayecto, divagando en mis pensamientos quedo en el concéntrico del deseo, veo el espejo y saco el deshielo remontado a siglos de tormento en sueños de destierro.

Simplemente quiero ser yo
Soy Yo, ser Yo, haciendo lo que me gusta
Simplemente ser
…En tus manos está el destino…
¿Qué es lo que más anhelas?
…Hazlo y continúa…
…Aprovechar el tiempo…
Somos tiempo de producción
Creamos en nuestro ahora
Somos nuestro ahora
Reinventamos la existencia
Inventamos nuestra vida
…somos creadores…
…Y ASÍ TAMBIEN CREAMOS EN NUESTROS PENSAMIENTOS…
…Y CREAMOS SUS DESTELLOS FUERA DE ELLOS…

Y como en el cielo, solo vuelo cuando te veo
Como en un juicio solo espero tu veredicto
y en vida no quise estar envuelto en algún delito que marque mi exilio
En tu presencia soy la vida que vive por estar contigo el mayor tiempo
que me permitas.

…Pero aquí me tienes…
Divagando en mis pensamientos
Surfeando en albas nocturnas de brillos estelares
Pensando en ti cuando estamos distantes
Si, aquí estoy
Volando por alcanzarte cuando tu marca despliegas
En tu ausencia y mis vivencias,
El acto de tinta que refleja cuando estoy
divagando en mis  pensamientos


domingo, 30 de septiembre de 2012

Cansado pero con su valentía


Se ha pasado tanto que me pregunto ahora, estando a tu lado, sí todo ese sufrimiento valió la pena, tantas caídas y desvalidas noches perdidas en falsas esperanzas e insulsas relaciones.

Mi mano recorre desde tu hombro a tu cintura y en develar tu piel, me inclino a creer que esto puede ser uno de esos momentos farsantes que puedan quedar perdidos en la añoranza de la verdad que quisiera.

El calor de tu cuerpo exige como suyo el calor mío. Mi corazón acompasado del tuyo, quieto y expectante queriendo hablar a tu son, ahí cansado pero con su valentía para mostrar el alma infante jovial que guarda la ilusión de palpar el nuevo despertar y su sin fin volar al contigo estar. 


miércoles, 12 de septiembre de 2012

Desde tanto... el camino de vida sin fin o muerte conocida


En silencio pensar en ti.
Y escuchar tu voz en mi callada habitación.
De la emoción sentirte aquí.
De sentirte aquí… tomar tu mano… Sonreír y dar fe a la esperanza…
Una vez pasada sentí lo mismo y después de tanto 
…hoy se repite…

Quisiera que estuvieras aquí. Desde tanto no sentía lo que siento por ti, desde tanto que ahora en esperanza duermo. Desde tanto que viendo tu rostro sueño con los ojos abiertos. Desde tanto y la intriga merodea con su efímera sonrisa que desde tanto no veía. Desde tanto que imploro por dejar al olvido al miedo sombra del rose de nuestro encuentro, del efecto sublime éxtasis de nuestro único sendero.

Cuántas palabras quieres que gaste por pasar tu razón y llegar a tu corazón, Cuántos movimientos debo hacer para tocar tus labios con los míos y… cuántas tardes deben morir para yo dormir en el regazo de tu desnudez.

Estrujo de sentimientos desesperados van de mi lado a tu lado, de mis ojos a tu abrazo, del riesgo…. de la cobardía y la gallardía. El viaje hacia ti, el nido en un dulce corazón en el que quisiera descansar… Tenues brisas de fe entre sonrisas de alegría. ¿Te conozco? ¿Me conoces?

Desde cuando nos vemos presos de fuegos mezquinos, tibios destellos por poca candela.
Desde cuando voy cayendo en este sentimiento creciente por ti.
Desde cuando vives bailando y cantando suave en mi mente lela al mirarte.

Sigue y sigue este camino de vida sin fin o muerte conocida, escrita en el desliz centelleo eclipse en voz de tu voz del corazón perdido y acogido en la tinta de tu corazón encontrado.

Y te empiezo a colocar en el pedestal que me alejará de ti, ahuyentando al sonido de mis palabras y predicando en mi mente por un milagro que nunca vendrá y en mi desesperación intento hacer ese salto al vacío.

Y empiezo a alzar mi mano a la tuya que espera extendida  en blanca luz, sonriente y de alegría emanas invitándome a acompañarte en el cielo donde habitan los ángeles; brillas celestial y te acompaño con el sentimiento que nos hizo elevar.


lunes, 27 de agosto de 2012

Encrucijada rumbo a la intención


Toda gota venida del cielo eterno inalcanzable es una parte de mis pensamientos, una es una parte del compuesto. La lluvia cae surcando al blanco gris azulado del fondo que cubre desde las casas hasta el bosque, que respeta su espacio al no tocar el suelo, pero humedeciendo mis ropas.

...Siento ser yo esta neblina, no logro entender con claridad el por qué de la diferencia con Alirssi, ella tiene su avance mucho más allá del nuestro…
…Obtusado con mi interior por no comprenderme a mí mismo al querer ser más..
…Atusado por ver con claridad en este blanco gris verdoso… cada vez más café y cada vez más verde…

Camino en este bosque conocido por mí por las tantas veces que fue mi lugar de juegos, mi refugio de tranquilidad. Pese a la humedad no tiene albergue de frío y estoy tranquilo. Pese a estar inmerso en esta naturaleza no aclaro mi mente y en mi interior siento la espina dada en mi crecimiento.

“Sigue pensando en lo que quieres”

Me vino a la mente eso y respondí de igual manera “¿en lo que quiero?” y las interrogantes seguían “¿En verdad quiero eso? ¿y si no es lo que quiero? ¿y si lo que quiero está mal? ¿como saben que es lo que quiero?”

“Sabes que es lo que quieres”

Las encrucijadas de mi cabeza se borraron. Aquí yo recostado en el bosque neblinoso, sobre las raíces de un gran árbol recubierto de algo de musgo y con la poca visibilidad me puse a pensar: “Si, en las raíces están las respuestas y algo debe faltarme en mis inicios, algo debe haber. Quiero saber cuál es la raíz de mi camino, como se dio mi inicio para estar así”

…-Si, quiero saber-…

Me dije antes de soltar un bostezo y dormir.


domingo, 19 de agosto de 2012

Despertando fuera de sombras


La libertad conocida en el brillo de tus ojos, en las fragancias tenues de tu cuerpo que guían en nuestras tardes del ayer. Un beso de tiempo, sol distante inconcebible en su extenso viaje y sus rayos retozantes en la luna para dejarla en el arrullo de la noche, el sueño de verse al día siguiente. Éramos yo y tú ahí expresados, sol y luna azul plateada en cotidianos encuentros de mutuo sentimiento, somos tú y yo…

De incertidumbre al degustar el olvido al despertar; De inseguro si lo cierto viene con lo preciso de los pensamientos del recuerdo reciente; De retroceso con los sucesos del sueño a medio develar con su tranquilidad y preocupación de si eso vendrá o fuera pura ficción mental y así quizás un simple vuelo sin nada por expresar.

Otro día más por empezar y el reloj insistiendo con sus segundos para pasar al momento preciso y no ser cortado por la guillotina del estrés. Te busco en mi celular para quedar y tener nuestro encuentro habitual. Todo transcurre muy deprisa, la tarde cae y nuestro viaje esperado se daría; después de tanto tiempo, ahora podría estar contigo por varios días; esto sería para nunca olvidar.

Camino untuoso de frenadas y arranques que no permitieron pegar el sueño. Llegamos casi de madrugada al lugar y nos dirigimos directo al hotel donde pasaríamos los tres días. En la habitación dispusimos por doquier las cosas por caer en el sueño, el cansancio gobernaba y será por ello que no sentí nada extraño en esa habitación…



En el tenue estado consciente, en lo perdido de un recorrido desesperado gritando tú nombre y tratando de alcanzar tu mano mientras eras jalada casi arrastrada. Volteabas a verme con un rostro pálido sin mayor gesto pero te sentí en completo pánico. Sigo soltando tu nombre con todas mis fuerzas para que no te alejasen, para que te soltasen esas sombras extrañas. “¿Dónde estoy?” Me pregunté al verme de repente en un lugar soleado frente a una tienda de campaña aparentemente de ventas en algún pueblo en medio del desierto, y en esta tienda hay un baúl grande de madera con bordes de metal dorado el cual se abre por si solo y me invita a acercarme a él.  “el sueño ha cambiado a esto y no sé por qué” pensé al acércame y entre sorpresas aparece una espada que instantáneamente la veo en mi mano, espada que levanto al cielo y digo -¡Mi espada!- Todo en sueños pasa tan rápido que nuevamente me veo en el sueño inicial, corriendo por tomar su mano y quitársela de sus garras. La luz de mi otra mano que llevaba la espada se propagó en lo visible. Todo se detuvo, los seres se detuvieron y desaparecieron, caíste al suelo y me quedé perplejo, te miro y me acerco, me miras sin verme y ya no estás pálida pero te siento muy exhausta.

El canto de los gallos y el pasar de los primeros carros nos despertaron casi simultáneamente, estabas sudando, volteaste a verme y me abrazaste fuertemente para decirme: -He tenido una pesadilla, no me sueltes y abrázame fuertemente-

La gente pasa con alegres sonrisas, sin embargo desconocemos su vida, se ven buenos y no se sabrá si son buenos en realidad. Aire muy diferente al mío local. El frío y calor atraviesan las ropas según lo determinan las nubes.

Estamos desayunando en el hotel, en su pequeña terraza que da a la plaza.

-Tuve un sueño horrible- Me dijiste con la impresión aparentemente pasada por atender las ansias de saciar el hambre. Yo solo te observaba y te dije -Yo también- mientras aún te analizaba por tratar de comprender aquel sueño.

Dijiste -Déjame que te cuente- Entre bocados de pan con mantequilla y sorbos de té.

- Fue totalmente horrible, estaba amarrada con cadenas en un lugar oscuro y unas personas de negro u algo oscuro porque solo veía sus siluetas…, se movían rápidamente alrededor mío, traté de zafarme pero mi cuerpo no reaccionaba, traté de gritar, pero mis labios no se movían, casi todo fue así, hasta que de pronto- narrabas aún con el desayuno y tu frecuencia por llevar el pan a tu boca. Ahora si te sentí esa intensidad de tu sueño. –De pronto todo se volvió luz y había una mano empuñando una espada a unos metros de mí, la que me asustó más, pero alejó a todo…. fue lo bueno-  

-¿Y cómo era la espada’ ¿Por qué te asustó tanto?- te pregunté.

- Sí, solo vi a esa espada y a las justas su mano que tapaba el mango de madera de aquella espada, un mango bastante sui generis como la misma espada. Era un mango como de andenes, de capas, de placas de maderas que iban disminuyendo de tamaño según avanzaban, como peldaños… ¡y la espada en sí. Primera vez que vi una espada así! Era dorada con forma de serpiente avanzando en el desierto, si es serpiente debe estar relacionada con serpientes ¿no crees?- Terminando de contar de esta manera tu sueño, muy preocupada por la relación con las serpientes.

-Muy interesante- te dije. No sabía si contarte o no mi sueño, el cual tenía relación con el tuyo, pero te dije. 

–La serpiente es considerada como un símbolo de conocimiento, sabiduría, y según la cultura toma diferentes significados que no son siempre negativos, pero mira allá, en la iglesia, si notas con atención la espada del arcángel que está ahí se debe parecer a la que me describes.- Te dije

-¡Si, si, si, esa es!- dijiste muy fuertemente.

-Como me imagine, y ese arcángel es el Arcángel Miguel, y esa es su espada Flamígera- Dicho esto cambio totalmente el tez de tu rostro y esbozaste una sonrisa de tranquilidad.

Descubrir y seguir así, por saber de esa herramienta presentada en sueños.

Los días que pasamos ahí fueron entre turismo y descanso bien merecido.


domingo, 5 de agosto de 2012

Espada Serpenteante


Sol sobre moradas de tierra, moradas de tierra bordeando el bazar, bazar repleto de carpas, carpas con tantas personas diferentes y comunes apartadas de mi grupo y singular vida de viajero.

Estamos en un tiempo de desafíos, los mejores en sempiternos soles interiorizados en el camino, surcando en la tierra para realizar los canales para regadíos futuros que en esquemas mentales y planchas doradas nos comprometeríamos a concretar. Es una edad media de sangrientas tinieblas intenciones. Son años de vida con pasos nómadas; aprendizajes constantes, recuerdos de vidas pasadas un poco obstruidos, intuiciones guiando mi camino, personas de viaje con similares destinos y un enfrentamiento aún en su mayoría físico.



Estoy en años de juventud, voy corriendo por mi cometido con mi algarabía esparcida en tonos cálidos al resto que por mi paso quedan observando ajenos a mis pensamientos y sentimientos, pero con algunos contagiados que me laurean desde su misma esencia, conscientes y partícipes.

Baile blanco bajo sol o luna, guiado por aires desérticos; Líneas claras con sendero consumado en  espiral que recubren mi piel morena. Las telas blancas de mi traje, similares al turbante. Los recuerdos satisfactorios por los logros se dibujaban en mi sonrisa. En esta zona estoy protegido, y esto, por los diversos trabajos realizados anteriormente. Mi última hazaña la realicé con mi espada dorada de serpenteante forma, intimidante e intrigante como serpiente que alza vuelo de tierra a cielo, dorada en su interno y de luz tan brillante cual sol de madrugada a atardecer; tal luz indescifrada por desconocidos quema a los perdidos y sella lo que en luz sea dispuesta. Aquella espada siempre la destiné para acompañarme.

Sigo corriendo y estoy por llegar a mi tienda. Veo el tiempo futuro con anhelo a que llegue, estoy seguro que estaré despierto; las ansias controlan mis movimientos para hacerlos rápidos, mis emociones rebosan y sigo queriendo estar ahí ya; En ese tiempo en el que la luz del plan le dirá terminaste tu labor a los grandes opositores.

Llego a la tienda de telas y enciendo el fuego interno de dimensiones sin tiempo ni espacio. El baúl de mis herramientas recibidas en su mayoría como premio. Espada dorada brillante, has de regresar en aquel tiempo venidero para cumplir nuestra función, la que hoy, en esta etapa, siento culminada por darse la expresión de permiso al fuego negro que cumplirá su deber para relucir el cristal de nuestro interior y mostrar el diamante creado por esta amada tierra.

Los tiempos han de venir, las cosas se han de cumplir y en mi baúl de herramientas de labor, colocó esta mi preciada espada como una de las primeras que regresarían a mi consciente para culminar un proceso.


lunes, 23 de julio de 2012

Música puesta en tu vida. Free


Fin de semana sin trabas heladas a pesar de estar presentes los volátiles témpanos glaciares descendiendo del techo negro, vértigos mareos de altos vuelos.

Un amigo en el festejo por el año que ha pasado, hechos afrontados y resignados, asimilados y soslayados para lo que vendrá. Reunión sin mayor plan ni sobriedad, quizás solo la idea del plan, en lo indispensable del tenue ebrio sendero con carcajadas de acompañantes. Cada reunión es singular, expeliendo matices creativos por cada personalidad y expresiones dadas con o sin notoriedad.

Princesa vista en aquel día pasado al citarte sin conocerte para que presentes el  concierto.

De vista alegre y vida de aprender, de sentimientos nobles e inocentes que  por momentos pecaban por ingenuos o por su opuesto. Lluvia de sonrisas con cordiales algarabías y actitudes desprendidas encontradas en la chiquilla complicidad. Radiante el oro de tu pelo, brillante la perla de tu piel, elegante como pocas y con la expresión de vida que toda mujer sabe enaltecer.

Tan conocidos los artífices por agrupar según sus ojos, a otro amigo le vieron para ella, hecho que desde tiempo atrás venían haciendo.

Tan tú en tu baile que coordinaba tan bien con el mío. Las sonrisas que iban y venían, las palabras que entre risas a penas se entendían, solo lapsos, nada fuera de lo normal.

Tan estilizado el nado de cisne impulsaba las ondas del lago, la oscura noche con intermitentes luces dejaban todo la aparente quietud del lugar.

¿Y qué pasa con la amistad con la que te hacen el hincapié? Me pregunté ante lo escuchado y lo visto en la reunión. Para variar, yo condescendiente os dejo en su libre albedrío sin interferir, y así dejarles continuar y pudiesen llegar a lo que deban llegar. Es interesante, como la edad marca en la estructura mental, sus años de más la evaluaban constantemente y solo como juez se quedo observando dando poco de sí, para terminar en desaprobarla, acto que me enteré tiempo después… Dejarlos a su avance creyendo terminarían bien fue un error de los que suelo cometer, y con el tiempo transcurrido solo reflexiono en las veces que debo de pensar más en mí que en los demás.

Tu música perdida al retorno de tu pasado, a tu traidor acechador, en el desconcierto de tu desaprobación ponerte al tanto del compas impuesto; por una u otra aún tus notas se no son propias, pero libres al fin de cuentas…



domingo, 15 de julio de 2012

Borrando y empezando. Tenerte en mi mundo.


Un mundo nuevamente,  con la inocencia y la fascinación de encontrarte con la esperanza de tu mirada, dulces melodía en palabras escondidas que se refugian en el cierre de tus labios, a ser liberados.

Nuevamente un mundo, con la intención de deslumbrarme con encontrarte, de alucinarme intentando verte en todas a las que fijo mi mirada de limpia añoranza.

Nuevamente, un mundo, con la única sensación de seguir el designio de tenerte nuevamente, en mi mundo.


jueves, 5 de julio de 2012

No le creían. Ángeles de sanación


Era un día normal, todos mis amigos jugaban como de costumbre, molestándose de rato en rato con las niñas que permanecían en sus juegos.

Alirssi, en pintura al compas del ritmo que nadie oía, en silencios de colores deslumbrantes que nadie veía. Ella en su danza con parejas imaginarias, en el juego de voces amigas con las que reía, y que hoy, como nunca, la vi algo apartada en esos sus lapsos infrecuentes en este día acentuado.

Un grito agonizado en el llanto estancó el manar de los juegos. Lágrimas gritando por ayuda ante el dolor que las exprimía por querer ver así más lágrimas.

En premura fuimos a él, lo rodeamos con el ligero espacio que le brindamos. La caída le dio un golpe en su canilla y un par de moretones en su brazo izquierdo.

Y de su mundo se acercó, en su tranquilidad no inquieta vino también a ver como estaba. Es extraño, ella avanzaba y sin tocar o decir algo le abrían el paso, pese a que todos le daban la espalda; es  Insólito el movimiento que hacían mis amigos, como si alguien sutilmente les moviese o les indicase que dieran el paso; es extraño que todos quedáramos en silencio al verla frente a él, y él en ese silencio se sintió raro, tanto así que dejo el llanto, se sobó los ojos y vio que sucedía.

-Ángeles del Arcángel Rafael, les pido que vengan a ayudarlo, calmar su dolor y sanar sus heridas- Dijo Alirssi, al inicio con sus ojos cerrados, su cuerpo algo inclinado y su mano derecha en el corazón y la izquierda a la altura de su boca del estómago; después, y mientras terminaba, se le acercaba a mi amigo, y le dijo:

-Ellos están aquí, y te están ayudando-

Todos se miraron sorprendidos y entre ese disturbio de miradas cruzadas salta una voz. –Está loca- el silencio luego, el cruce de miradas continuaba para luego otra voz con más ganas dijo: -¡Es una bruja, nos va hacer daño!- y como eco resonaron las demás voces atacando a la pequeña que era más grande que yo en estatura; a la pequeña que indefensa estaba ahí aún sin hacerles caso y observando el actuar de sus ángeles.

Mi vista estaba atónita en el vacío, y me fijé que no era el único porque el herido también estaba así, atónito mirando el vacio, quizás, solo sintiendo como el dolor y la herida se desvanecían.

Ella levantó la vista y se aturulló en sus pensamientos al darse cuenta de todo lo que decían. Que infame es el llanto, en su implacable sed te tener a merced una víctima inerme. Alirssi, desvalida cayó arrodillada al suelo, en afligido llanto.

-¡Basta!- Grite con todas mis fuerzas y me coloque delante de ellos.
-¿Qué ustedes no los ven?- con una ligera pausa y viendo a todos les continué diciendo. –¡Están aquí, le han quitado el dolor y lo están sanando! Tal como dijo Alirssi-

Todos quedaron atónitos a mi reacción, todos quietos y dudosos, esperando algún error para continuar con su bravía embestida. Mi amigo el herido, con la boca abierta ante todo, tanto en unos pocos segundos, de donde fue el protagonista se volvió en secundario, en donde dijeron que vinieron ángeles, y en donde tildaban de bruja entre tantas cosas a alguien, con lo cual se sintió responsable, pero en su forma de ser, se quedo en silencio, inmutado y viendo boquiabierto todo. Sabía que él sería el punto de inflexión, por lo que le miré y le pregunté. 

-¿Cierto que tú también los has visto? ¿Verdad que ya no sientes dolor?- y mirando a todos les dije –y pueden ver que ya sus heridas parecieran que no estuviesen-

La tarde había menguado con la oscuridad, y sentí que lo que antes creía como una acción pesada, ahora sería mi salvación. Eran los gritos de las madres haciéndose presentes para el retorno a los hogares. …Vaya tranquilidad… creo que todo pasó. No sé si me creyeron o no, pero… al fin, todo terminó, al menos por hoy.

Ella continuaba en el llanto, con solemnes gotas escapando de sus ojos. Mi amigo se reincorporó en si y la abrazó. –Gracias Alirssi, estoy mejor- le dijo mirando tímidamente a sus ojos para luego despedirse y marcharse.

Ella secando sus lágrimas me abrazó frágilmente susurrando -¿Por qué son así?- con mi respuesta enclaustrada en mis pensamientos que merodeaban en la sociedad y mi boca callada dejo a mis brazos retornaron el tímido abrazo que contaron un segundo para su partida.

Ella caminaba cabizbaja hacia su casa, y de suerte escuchó una voz cálida que le dijo:

-Tranquila Alirssi, yo también los vi, y aún están aquí, acompañándote-

Ella abrazándole fuertemente al anciano le preguntó.

-¿Por qué son así?-

-Todos tienen su avance, no desesperes ni los juzgues, ellos comprenderán- y con una leve pausa continuó. -El tiempo se encargará, tú solo sigue despertando-

Ella cesando su pena, se despidió y continuó rumbo a su hogar.


Donde Pienses, Ahí Estarás


No recuerdo quien fue el primero en decirlo: “Donde pienses, ahí estarás”. Pero va tan complementado en los engranajes de la vida; las leyes universales. Desde inicios el universo te deja fluir según tu conciencia…
Recuerda:

DONDE PIENSES, AHÍ ESTARÁS.

Piensa, interiorízate, pregúntate y vendrán las respuestas…
 y vendrán, los actos.

Si pequeño, me dijo el anciano. Habría mucho que decir si quisieras traducir el conocimiento, pero no se te olvide esa idea.
-¿Mucho que decir?- le pregunté muy intrigado.

-Sí, tanto como la red energética que esta sobre el mundo, tanto como la esencia que llevamos dentro y que está en todo y todo está conectado, tanto como tus pensamientos e intenciones que se expresan en lo aparente invisible, tanto como los seres que te apoyan, tanto como el todo que te escucha, tanto como los puntos de poder de tu cuerpo que se activan… y tanto que en una sola comida empacharía….

… En donde pienses ahí estarás….
.Pensaré en lo que fui, en lo que soy y en lo que seré.


lunes, 25 de junio de 2012

Diremos "Lo logramos"


…En un confin sin confines, de vuelta al inicio esperando encontrar el fin; terminar con algo más allá del conocido existir…

…Crecer en todos los ámbitos, en cada vida vivida, desde época antiquísimas narradas por el universo en sus sutiles azules y brillantes luces; reencarnaciones con las que comprendimos y seguimos…

…En este cosmos en encendido en el que vivimos y vemos solo al mirar el cielo estrellado; luego de todo lo olvidado, solo en un suspiro de esmeraldas radiantes posadas en nuestro rostro para reanimar lo sentido…

…Son incontables las vidas que hemos pasado entre planeta y planeta y hoy aquí; por todo lo pasado y aceptado…

…Aquí con misiones y participando de un gran plan universal; para poder ver más allá…
…Universalidad de nuestros actos que se ven y verán reflejados con lo que se logre; en proeza de estos momentos decisivos…

…Después de tanto sacrificio…
…Después de tantas pérdidas y reinicios…
…Después de ser cegados…
…Después de tanto…
…Tanto…
…Tanto…

…Diremos…
…LO LOGRAMOS…


viernes, 8 de junio de 2012

Noche sin Corazón


-¡Claro que hoy será la noche!- Le exclamaba a mi amigo para animarlo a salir con todo el grupo después de tanto tiempo.

Hoy, ella aquí, inquieta como es su costumbre; en sus constantes juegos de jabón que desliza para que en mi caída caiga en ella, y en la realidad de la insistencia y su perseverancia voy dejándola avanzar en el terreno, y así está aquí, esperándome que me termine de alistar para ir a la esperada reunión.

En su angelical risa se de la realidad de del rojo en su rostro tras su máscara, pero, ella seductora como ninguna otra, tentadora como jugar con fuego sin quemarse. Todo ese fuego avivándose en cada respiración sutilmente al desliz de mi cuello hasta quedar cerca de mi corazón. Tu mirada que no perdonaba la ternura y el ardor de su intensión. En la penumbra de los caminos te colgabas de mí y yo separándome con mi tranquilidad de siempre.

…“Creer que en mi soledad todo estaría bien”…
…”La ausencia de mi princesa era de sentencia”…
Y
…”La noche se enreda para interpretar a ciegas”…

…Sin lluvia más que tu empapándome en tus retozos y el cede de territorio fue mayor al esperado y el control se volvía forzado, mantenerla a distancia no era misión cualquiera, era la misión…

El lugar era en predominante blanco, luz retocando las telas quietas figurativas de la ceremonia con las mesas similares y sus sillas abrigadas. El saludo cotidiano con los de siempre, el abrazo con los que andaban en su mayoría ausentes pero hoy presentes, las risas y bromas que iban y venían, los recuerdos que empapaban con alegría las experiencias vividas.

Entre tanto el descuido y la misión fallo, las horas transcurridas con el alcohol que le permitió llegar como desapercibida y estar ahí, sin soltarme, abrazada a mí.

Verme tendido de rodillas al suelo pidiendo a mi alma regresara a explicar los cientos de segundos pasados, en la oscuridad transcurrida en el salón que dejo de ser luz. Mirándote como siempre princesa, mirándote como siempre al ser tu mi todo, y no moverme por ti esperando no cayeras en el rumor de la noche ciega. Muchos pasos de distancia en mi cabeza contraria a mi latir apelando al tuyo para mantenerte ahí y no te movieras para abrazarte y saber que todo está bien y me pidieras que te contara el suceso y no ver el fin. En mi mente en un segundo viendo la realidad de esa figurativa imagen que sabía por mi corazón que sin ti nada podría ser, ahora que saliste al ver el engaño de esta esclavizarte y muy traicionera noche ciega, hablándote que no eras tú la que estaba a mi lado; porque todo también se te hundía a tus pies, todo se perdía a cada paso dado en tu escape, todo lo que somos, todo lo que éramos según tu corazón, todo lo que no seríamos si seguías moviéndote sin ver atrás, si seguía sin moverme tan rápido para alcanzar a tocar tu mano; Todo lo que fuimos se fue en un ver, y todo se trastornó en esa noche ciega que dejo sin latir a tú corazón, mi princesa perdida de confusión.

Entre esas risas en el grupo y la persistencia de ella para que yo cayera... Sé que fue mi error no poner las cosas claras y así no permitir ni una solo idea de "guerra", eliminar sus alas desde un inicio, y con eso descartar sus esperanzas o al menos mantener la distancia; esa aliada distancia desaparecida en el transcurso de la noche. 
Princesa Llegaste en el momento indicado para sus planes. Ella te vio y hizo su movida premeditada al sosiego confabulado con la noche, la que ciega te mandaba sus ideas y creyeras lo peor... Ella cubrió con su cabeza los actos verdaderos y por la posición pensaste lo inevitable.... corriste... yo paralizado al verte y saber que pensabas... rogué en mi mente que no mal interpretaras, pero no podía con tal conspiración... luego del forcejeo y conseguir separarla a ella, te seguí... pero ya no estabas... caí de rodillas, nuevamente tendido en el suelo, pero ahora en la realidad... mi mañana sería de cenizas, nublando los intentos de verte princesa.



lunes, 28 de mayo de 2012

El silencio hablado en el bosque


Tantas cosas por hacer; el tiempo desvela sus ideas con el fin de sus ímpetus dejados al murmullo de acciones por hacer, de los inconmensurables recuerdos que vienen para resaltar las preocupaciones, de lo tanto que puede afectar las decisiones que tome… demasiado por hacer, demasiado y… tan seco el tiempo mustio se muestra en su escases.

Estoy en el comedor de mi casa, donde suelo realizar mis tareas escolares. Es expreso que estoy aprendiendo y se da el dolar en mi vida con el fin de lograr tener una buena obra, de esta mi vida, entre desbastado y ampliado.

Los gritos que soltaron mis hermanos, problemas que les surgieron por no coordinar bien y ahora sus reprimendas, la voz de mi madre también subida de tono por ayudar e irónicamente como tenaz inquisidora, buscar las causas y sus meollos…

“Déjame tan solo un momento sin el sentido de las palabras que merodean en mi mente y mis oídos; haz que se suelten de las ansias por concretar todo”. Pensaba como si fueran indicaciones a mí mismo.

…Los murmullos e impresiones posesionadas en mi descontrolada mente…

Salí de mi casa con la intención de liberarme de todo, y así husmear con esa misma intensión a la  tranquilidad.

Corrí hacia el bosque con todas mis fuerzas, pasando por esas calles de tierra en las cotidianas tardes que ocupaban mi tiempo fuera del colegio. Mi respiración muy agitada me hizo cerrar mis ojos y apoyarme en uno de los árboles abrazándome en su gran sabiduría dentro de su quietud voluntaria.

Mis ojos seguían viendo el oscuro de mis párpados. Entre el verde de las plantas, con pocas fuerzas, busqué donde recostarme.

-¿También vienes para estar solo?-

Tan Inesperada la voz que de un sopetón abrí los ojos. Ella sonriendo se acercó y se arrodillo a mi costado.

-¡Alirssi!- Exclame ante agradable sorpresa.

-Yo también vengo cuando quiero estar sola. Sabes, aquí encuentro la tranquilidad que no hayo en mi casa, donde… siempre están peleando o gritando– Me dijo algo cabizbaja. Se recostó a mi costado mirando al cielo y cerró los ojos.

-¿Escuchas a los árboles comunicándose? Si prestas atención y escuchas con los ojos cerrados tocando con tus palmas el suelo, los oirás como hablan entre ellos-

Yo me recosté y cerré mis ojos, con mis palmas de mis manos toqué el pasto y la tierra que estaba bajo de ellas. Ciertamente que no oí como hablaban; solo su moverse con el choque de sus ramas y hojas, y sus movimientos conectados a sus troncos y así a sus raíces que respiraban extrañamente con la tierra. Mi mente estaba aún no concebía pero tantas ideas pintaban teorías.

-El silencio es lo que tienes que buscar-

“¡El anciano!” pensé inmediatamente al escuchar su voz, abrí mis ojos, me levante hasta mi torso y lo busqué, pero no estaba,… como era de costumbre… solo pensamientos…

Volví a recostarme y aquí me di cuenta que las ideas presentes en mi casa no estaban. El viento suave y la naturaleza me envolvieron en su paz, mi mente se regocijaba en ella entablando relación con la tranquilidad… poco a poco fui llegando a ese silencio donde las ideas no interrumpían ni creaban debates; Los ruidos externos quedaban ahí, externos, mi mente no los escuchaba; Me sentía fuera de mi, fuera de este lugar…

-Despierta, tenemos que regresar, está anocheciendo- Me dijo Alirssi un poco preocupada por las horas transcurridas, pero sonriendo y con esa alegría que siempre tenía. La miré devolviendo la sonrisa y le dije: -Vamos-  para luego partir corriendo a nuestras casas.