domingo, 30 de septiembre de 2012

Cansado pero con su valentía


Se ha pasado tanto que me pregunto ahora, estando a tu lado, sí todo ese sufrimiento valió la pena, tantas caídas y desvalidas noches perdidas en falsas esperanzas e insulsas relaciones.

Mi mano recorre desde tu hombro a tu cintura y en develar tu piel, me inclino a creer que esto puede ser uno de esos momentos farsantes que puedan quedar perdidos en la añoranza de la verdad que quisiera.

El calor de tu cuerpo exige como suyo el calor mío. Mi corazón acompasado del tuyo, quieto y expectante queriendo hablar a tu son, ahí cansado pero con su valentía para mostrar el alma infante jovial que guarda la ilusión de palpar el nuevo despertar y su sin fin volar al contigo estar. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario