martes, 25 de diciembre de 2012

Antorchas


Llévate la luz como antorcha encendida en el centro de tu vida, bien en alto y sin tocarla, porque está ahí, justo ahí, es una extensión de ti que marca el sendero en tus noches oscuras. Ingresar a la caverna que llega hasta donde más anhelas, al final de un camino por continuar en las pampas de trechos arenosos; fugaces fuegos desiertos.

Ahí está esa luz que va siempre contigo, en saltos de paz antes de volver a entrar en las rutas de ruinas.
Antorchas, que eres tú y la expresión de tu propia luz.

Antorchas que guían y protegen, son los ángeles y guías asignados y comprometidos a cuidar a su pequeño hermano y amigo que por momentos anda dormido.

Y en tu conciencia de experiencias de vida, de labores cumplidas activas y utilizadas, luego de tantas pruebas emprendidas y concluidas, ahora demuestras que eres capaz de emplear las herramientas que a simples ojos no se verían.

…Antorchas de vidas que somos cada uno…
…alumbrados en nuestra cercanía…
… contagiando desdichas o alegrías según elijas sea tu vida…
…resplandeciendo y alumbrando u apagando y opacando…

Date un tiempo en el respiro por expandir tu fuego
Toma con fuerza el astil y que el ardor encienda el cuerpo del sendero
 Que el fulgor derrote sombras

En la cúspide del final, en los pasos ahora foráneos al foso, nos advertimos.
Guiémonos en nuestra lejanía por el encuentro,
 donde nuestra procesión  brille en el universo más que todas sus estrellas.
En el ciclo del tercer tiempo
En el nuevo despertar del universo.


En Osadía. Almas Gemelas.


Desear no está ahora en mi… te quiero tal cual eres… te siento y me agrada tenerte a mi costado, con nuestras grandes diferencias que vienen y se complementan con su danza encarnada en la asimetría compleja del movimiento del universo.

No me basta más que escucharte y hablarte, me sacio con besarte en lo que se da a nuestro paso, no me deja más la vida… porque aquí estas con tus leves caricias. Ven y siéntate aquí, que nuestros pasos están cansados, recuéstate en mi abrazo y respira al dictamen del latido de mi corazón que habla en tu oído. Dale otro suspiro a la noche plateada que hoy nos distanciamos por lo marcado del destino apocalíptico, guarda el respiro para los días que nos resguardamos del frío.

“¿Qué es la caminata sin tu sonrisa?” me pregunto al escuchar tu poesía, tan deleitable con selectas palabras, tan sutiles a nuestra algarabía.
Vertiginoso es cruzar las calles contigo, no hay rostros conocidos ni personas expectativas a nuestros sentidos. Inverosímil es la sentencia a la importancia del entorno. La importancia de lo externo está de más a nuestra concepción.

-Vamos al cine- dices con tu –siiiii- y engreída insistes tomando con más ahincó mi brazo, …sabes que me tienes en tus manos…

-Bueno, vamos- mi estribillo salta en respuesta.

Lugares distantes donde nos acobijamos por nuestros raudales. Terca es nuestra esencia en creer lo real de lo irreal y lo irreal en lo tangible de nuestro vibrar, obstinación total en lo superfluo del profundo sentimiento. Imaginación de una realidad y, vuelca todo en su rededor llevando todo a lo real de un pensar, embarullar en controversias pintorescas del sentir y pensar, donde soñar puede tener más contingencia que lo vivido en un día normal, donde despertar solo es para irte a buscar y el mundo poder trancar salvaje e tempestivamente para que no se vuelva a atrever a andar.

Empezamos sin más que el hacer el trabajo necesario, continuamos en bromas e historias comparativamente encontradas iguales. En nuestra conclusión los años diferentes son los destinados a cincelar el paralelo de almas complementarias, y en nuestra osadía, ilusionar la existencia con el encuentro portentoso de almas gemelas.

Una vez reto al viento desde adentro, pero con las huellas de las espinas y esquirlas en las pruebas a ciegas, donde la oscuridad me hizo tropezar una varias veces más, donde reflejos me turban mi percepción, reflejos nubosos de rostros empapan la visión y nado por saber cuál en realidad será. En lo aprendido, mi lógica desaparecerá y dejaré fluir al instintivo sentir, y creeré en esta osadía que se muestra en este nuevo día.


lunes, 17 de diciembre de 2012

El camino del mundo. Causa y efecto (1er parte)


-Vez que todo está unido- me dijo suavemente en su asombro ante el todo, con nuestra inmediata visión al borde del patio, frente al parque gigante.

-Es asombroso como las conexiones de colores se mueven delicadamente, como un baile orquestado, un baile dirigido por algo que no entiendo, pero todo conectado- Continuó en su manifestación Alirssi.

De mi parte no logro ver todo lo que ella ve, pero en algunas ocasiones las logro sentir, y esta es una de ellas, puedo sentir esa conexión del todo. El sol del medio día no me fatigaba, yo estaba centrado en ella y lo que decía, y también en mi sentir. En medio del recreo, lejos de todos los juegos, en aprendizajes ajenos al colegio. Todo conectado, y sus enlaces luminosos.

Soltó un suspiro, giró a mirar el patio y se sentó. Sin dudarlo la acompañé y a su costado me puse a observar a todos jugando. La alegría en silencio, ahí callados viendo, inmiscuidos en nuestros pensamientos, y en realidad yo, inmiscuido en lo grato que es estar a su costado y simplemente compartir un rato.

-Mira ahí- me dijo atenta viendo una pelea. No, eso no  era una pelea, eso era un abuso de poder, pensé. El niño grande pegando al niño pequeño, nada de que extrañarse, pero es irónico, en vez de compartir enseñanzas comparte maltrato.

-Que interesante, se han desprendido energías entre ellos- Continuo Alirssi – Hay una diferente que ha emanado del agresor y no sé a dónde va-

-¿No sabes a donde va?- le pregunté curioso.

-No, se extiende fuera del colegio y se mueve como el cuerpo de una serpiente atrapada- y me hizo con su mano derecha la imitación, cuales ondas, de un lado a otro.

Las campanadas del término del recreo sonaron apresuradas. La desesperación por efectuar bien su labor ponía a todos los pelos de punta por lo cargante de las clases. El campanero dio su último gran jaló a la soga y echó a correr.

El día no termina y mi intriga de esas energías me distraerá en la clase… “¡Qué bueno!” pensé risueñamente.



domingo, 2 de diciembre de 2012

Carta al ingresar a tu cuerpo. Mago oscuro. Diferente amanecer


Tomar una vida prestada es algo tan común y dulce como las sonrisas o llantos que brotas en tus noches solas de almohada, en las que piensas en inalcanzables.

Son jugueteos tiernos con tiempos ajenos. Placer frágil que tanto llego a apreciar al ingresar por la ranura de un alma confusa, obtusa, difusa que usa mal su existencia, o por las que simplemente insistí por entrar, pero todo es así, no hay de qué preocuparse, esto solo es algo de niños… Sí, soy infantil, tanto que suelto las carcajaditas dadas contigo  aunque tú estés en quietud y en un frío de témpanos.

Es pura inocencia la que está en mi y saca a tu alma una vez que ingreso y, divertir al tiempo expectante de las consecuencias alucinantes… en verdad peligrosas, pero es mi juego con el que le miro y le sonrío; tengo carta abierta. ;)

Tú solamente estarás viendo y esto te puede asustar tremendamente, puedes gritar considerablemente o puedes, con todas tus fuerzas, tratar de golpearme y puedes querer destruir todo, pero se realista, no lo podrás, porque yo estoy en tu cuerpo y tú solo verás lo que hago por ser tu reemplazo.

No te sientas mal que pronto podrás regresar y pueda que te sientas viejo, pero estarás en lo que consideras tu lugar, o puede que te veas morir y ahí puede que volvamos a jugar y espero que para ese entonces me perdones porque de lo contrario, la pasaremos realmente mal. Puede que ni me veas alejar y así comprenderás que esto solo es parte de un juego y capas comprendas que también podías ingresar a algún cuerpo, quizás por horas, quizás por minutos o puede que por segundos en su pérdida de consciencia por alcohol o puede que por toda su vida restante.

Reirás, ya verás, como un niño en sus travesuras y fechorías… y serás un niño y sabrás que yo también fui así, un niño ingresando a tu cuerpo y desplazándolo por un momento.

Y te sonará repetitivo, pero ten bien presente que, todo es parte de un simple juego. :D



…Maquiavélico y desdeñado, en sombras de sangre bañado…
…Un viejo mago oscuro, después de tanto pensar…
…En sus recuerdos de tantos vuelos…
…En sus conocimientos y entendimientos del universo…
…En su conclusión que …
…nada está mal y nada está bien, todo se da en pequeños engranajes que uno decide ser…
...con ojos luminosos en un palpitar diferente…
…Suspira y se deja caer al sueño de un nuevo amanecer…