martes, 25 de diciembre de 2012

Antorchas


Llévate la luz como antorcha encendida en el centro de tu vida, bien en alto y sin tocarla, porque está ahí, justo ahí, es una extensión de ti que marca el sendero en tus noches oscuras. Ingresar a la caverna que llega hasta donde más anhelas, al final de un camino por continuar en las pampas de trechos arenosos; fugaces fuegos desiertos.

Ahí está esa luz que va siempre contigo, en saltos de paz antes de volver a entrar en las rutas de ruinas.
Antorchas, que eres tú y la expresión de tu propia luz.

Antorchas que guían y protegen, son los ángeles y guías asignados y comprometidos a cuidar a su pequeño hermano y amigo que por momentos anda dormido.

Y en tu conciencia de experiencias de vida, de labores cumplidas activas y utilizadas, luego de tantas pruebas emprendidas y concluidas, ahora demuestras que eres capaz de emplear las herramientas que a simples ojos no se verían.

…Antorchas de vidas que somos cada uno…
…alumbrados en nuestra cercanía…
… contagiando desdichas o alegrías según elijas sea tu vida…
…resplandeciendo y alumbrando u apagando y opacando…

Date un tiempo en el respiro por expandir tu fuego
Toma con fuerza el astil y que el ardor encienda el cuerpo del sendero
 Que el fulgor derrote sombras

En la cúspide del final, en los pasos ahora foráneos al foso, nos advertimos.
Guiémonos en nuestra lejanía por el encuentro,
 donde nuestra procesión  brille en el universo más que todas sus estrellas.
En el ciclo del tercer tiempo
En el nuevo despertar del universo.


1 comentario:

  1. hasta aquí percibí tu luz...
    Saludos Nogard.
    Que tengas feliz navidad y un prospero año nuevo... junto a tu familia y amigos :D

    ResponderEliminar