miércoles, 8 de mayo de 2013

Fruición y aflicción. Vienes por mí e iré por ti.


…Vuelos de idas y venidas, y esta vez no son mías…
… Mi princesa, mi muy amada…
…Vivimos tanto en el tan escaso tiempo que nos designaron tener…

…Sentimos la vida en su fruición del camino tomados de la mano, en los abrazos fuertes que no permitieron soltarnos ni por sol ni la lluvia, en el placer de volar hasta tocar las estrellas… en el sentimiento que te tengo y que me tienes…

…Sentimos la vida en su aflicción de despedidas en el aeropuerto, en los términos de las llamadas soslayadas por las horas extenuadas y jornadas diarias que estrujan ser satisfechas… en el no estar a tu lado en las madrugadas…

 Esta es otra de nuestras ocasiones juntos, ocasiones vueltas especiales
Las preparaciones involucran todos los detalles que logren cantar a tu encanto, porque lo vales…
Las preocupaciones invocan lapsos extenuarte por tu llegada en gracia de ventura, por tocarte…

Vienes por mí y aquí espero por ti.
En futuros iré por ti y lo sé, esperarás por mí.
…Vienes por mí e iré por ti…

…Un día es tan sentido para lo que es esta vida…
…El día de mañana será deleite como tantos días vividos…
…Tan solo por sentirte y estar junto a ti…


martes, 19 de marzo de 2013

Causa y efecto. 4ta parte


Como un vuelo por islas voladoras, mi mente en un vacío de pecho se repetía en preocupación “¿Y si no?”, las luces del pueblo ordenadas en filas desfilando felices fieles a la fuerza de su iluminación, la noche en el cielo competía por descubrir las estrellas imperceptibles desde tierra. La luna cala con su canto tarareado, eco del anciano desde que apagó su radio.

-Pero, ¿Qué pasa si a pesar que sabes que debes de hacer… no cumples?- replique al anciano en esa noche de fugaz tertulio.

-Tranquilo mi viejo pequeño amigo, tranquilo- Me dijo con plena sonrisa, frotándome la cabeza con su mano derecha y continuó. –Todo está bien, nada escapa del plan universal, de las exactitudes de la vida. Todo estaría bien, tu ser sabría que lo realizará posteriormente, pero, también sabe que lo hará con mayor fuerza y exigencia, con un mayor reto y así será igual el aprendizaje, será mayor. Todo está bien en este proceso de vida incansable de venturosas almas.-

-Si no es por las buenas, es por las malas- Comentó Alirssi. –Y siempre se aprende, desde la indecisión, desde el temor, desde las ganas por no hacer, desde el momento de ayuda, desde la exigencia por despertar, y… todo estaría bien-

-Tan bien como esta noche que puede estar riendo a libre carcajada, por la felicidad que al vernos hablar del más allá y más acá que se reflejó en su luna cantora- Comenté en mi parpadeo, en el instante que levanté mi vista al cielo por ver a esa luz plateada que se coloca en las noches para encender el camino de viajeros distantes.

-Desde el más pequeño error se aprende, desde lo que parece desesperante podremos decir gracias porque desde ahí nos van enseñando, nos vamos adiestrando y recordando, y buenos grandes pequeños, ahora es hora de que se dirijan a su hogar.- Dijo el anciano y terminó diciendo.

-Recuerden. Si omiten sus obligaciones, después serán mayores, y eso es algo de alegrarse porque no nos dejan fuera del crecimiento, pero es mejor aprender y efectuar a la primera para tener nuevas enseñanzas venideras.-


domingo, 17 de marzo de 2013

Causa y efecto. 3era parte


Agotadora la tarde de tanto jugar a la “pesca pesca” con mis amigos y amigas, alegre bailaba mi corazón en el charco de sudor escurrido desde mi rostro sonriente a voz elevada. La tarde concertó a la muchedumbre de pequeños para los juegos sin tiempo y en su plenitud de solo hacer eso.

El retorno a los hogares venia con la noche en avanzada estadía, mis pasos curiosos con mi amiga Alirssi fueron donde el anciano que cantaba en su sala a ventana descubierta, totalmente abierta. Nos miramos sonrientes los rostros y en travesura, desde ahí afuera, empezamos a cantar con griterío jolgóriamente entonado. El canto del anciano se elevó con cada paso con el que se acercaba al ras de su ventana para observarnos y hacer un trío orfeón.

-¡Cuéntenos sobre las omisiones y sus efectos!- le hicimos tal petición en alto clamor terminada la canción. En la mañana yo le conté a Alirssi lo sucedido y quedamos en preguntarle antes que termine el día que incluye la noche. Él, tarareando la siguiente canción que no sonó por apagar aquel equipo y salir a su pórtico, nos dio encuentro y se sentó, pidiéndonos que también lo hiciéramos.

-Y… ¿Ahí también ve esas líneas de energía de conexión?- Le preguntó Alirssi al anciano.

-No mi pequeña amiga, esos son otras causas y efectos, causa de que eres consciente de las cosas que sabes debes hacer… y no las haces… tus compromisos y responsabilidades pasadas y presentes salen en manifiesto, y simplemente te indican que no cumpliste- dio en respuesta.

-¿Pero como así se da eso?- Pregunté.

-Les contaré que una ocasión mi inacción ante algo que me comprometí a hacer, un ser de blanco, no visible ante los ojos físicos, se me acercó y tomo mi mano, la cual no se movió, pero mi mano astral si lo hizo y seguía, quedándome solamente como observador ante el hecho. Me hizo tomar una pluma y firmar en un pergamino que desapareció luego de firmar, lo miré a ese ser que con mirada de ternura me quiso decir “debes aprender” y yo sabía antes de eso que en lo que me comprometí, debía hacerlo. Desde ahí siempre cumplo tanto lo que digo como lo que debo hacer porque se tiene que hacer, siendo consciente de que me corresponde y que no, cuando intervenir y cuando no, consciente de mis sentir y mi intuición-


miércoles, 6 de febrero de 2013

Nuestro vuelo un fuego


Encuentro en un respiro el significado de nuestros designios; todo el valor de tu fuego en el manantial recorriendo mi cuello, todo los pasos descubiertos al verte sentadita en esa mañana de mi tarde llegada y caer en todo lo que significas para mi desde ese entonces hasta este hoy.

Nuestro acercamiento tuvo el apoyo inicial de mi atención, tu presencia fue la chispa mi devoción. Mi princesa me acompaño en esa intención y compartió esa devoción con el pasar de los días, pero inicialmente mi princesa no comprendía mi mirada, mi mirada que en su interior quede plasmada, que en su interior quiso decirme: “¡Qué me miras!”, como en varias ocasiones me comentaste, pero ahí quedaste, también contemplándome.

Nuestros tiempos dispares, nuestras luces similares volaron y vuelan con piruetas similares, piruetas similares llevadas en épocas distantes, comprendidas en esos tiempos dispares llevados a fuerzas de raudales.
Nuestro camino que contemplo las festividades y su adorno frente a la catedral y ahora hay tanto por contar y que posiblemente quede solo en el interior nuestro.

Ahora hay tanto que contar en las aventuras que se dan día a día cuando la espera de una caricia viene a saludar en parajes avergonzados de no poder cantar como la vida de tu fuego y el mío han de demostrar.


domingo, 13 de enero de 2013

El camino del mundo. causa y efecto (2da parte.)


En un vuelo del ave que guiaba el sendero de mi vista por el cielo, surcando el azul no muy claro, en la travesía visual los aplausos calurosos de apoyo, de compañía de esta vida, dan mansos toques con el acompañamiento de palabras que expresaban de la maestra y alumna de mi proximidad.

Ese vuelo nos condujo a la escena del agresor siendo agredido; del niño sin defensa alguna contra la zarandes de su progenitora.

“¡Eso es!” pensé muy entusiasmado por haber hallado el meollo de la mera respuesta puesta en tapete con el percance erguido en el dominio del recreo.

-¡Aquí debe estar la energía que se desprendió de aquel niño cuando pegaba al otro en el colegio! ¡Si, si, si, aquí debe de estar, entonces se refleja con su mamá, su mamá está concretando el acto producido por él en el colegio, y ella solo debe de estar siguiendo la corriente creada en el colegio!- Exclamé con todas mis fuerzas señalándolos y mirando en tanto al anciano que se encontraba a mi costado.

-Es correcto pequeño. Ella solo sigue lo que indica aquella corriente, y según su conciencia, puede cambiarla cuando llegue a ella o puede solo seguirla, algo extraño de ver en gente que no suele analizarse, así que ella solo seguirá lo que indica la causa y efecto-

La madre y su hijo estaban a una distancia que no se les podía escuchar y ellos a nosotros tampoco, por lo que nos acercamos sin intención de inmiscuirnos.

-¡Cuantas veces te he dicho que no arrastres la mochila!- le gritaba la madre.

“De seguro que aquí hay más conexiones de las que vio Alirssi crearse en el colegio” pensé al recordar la gran cantidad de enlaces que veía mi amiga en el colegio.

-La causa y efecto está en todo, se cumple universalmente, y nuestras acciones, responsabilidades y hasta nuestras omisiones pueden marcar hechos de nuestro camino.

A mayor conciencia, mayor se muestra esta interacción del todo. Te comento que cuando yo omito acciones que debo realizar, se me carga una tratado de incumplimiento, tratado que debo firmar y que te explicaré en después que hagas tus quehaceres y encargos.-

-¡Cierto!, me han de estar esperando en casa por el pan. Disculpe y gracias por hacerme recordar, después le busco, nos vemos- decía mientras corría a la tienda.


viernes, 4 de enero de 2013

Agradecimiento por el arte de las imágenes

El arte tiene diversas expresiones y enlazadas unas a otras se complementan para manifestar mejor lo que se quiere decir en uno u otro arte.
Por esto doy gracias a todas las personas que comparte su arte gráfico.
Particularmente, la mayor parte de las imágenes que empleo son de devianART, por esto, mi agradecimiento especial a cada una de las personas que comparten ahí su arte.
!GRACIAS!